La noche del domingo Independiente del Valle se llevó una importante victoria de 3-1 sobre Emelec en la primera final del campeonato ecuatoriano gracias a las dos anotaciones de Júnior Sornoza y otro tanto de Jonatan Bauman, para los azules descontó Sebastián Rodríguez en el último minuto de descuento. Con este triunfo los rayados visitarán el Capwell con una ventaja de dos goles ya que la norma del ‘gol visitante’ no tiene validez en el marcador global.

No obstante, las sensaciones para la parcialidad azul no fueron buenas tras ser dominados futbolísticamente de principio a fin por los locales. La implementación del VAR para este partido a cargo de árbitros mexicanos también dejó mucha polémica por decisiones como la expulsión de Alejandro Cabeza o la repetición del tiro penal que había fallado Júnior Sornoza.

La primera acción se produjo alrededor de la media hora de juego. Alejandro Cabeza aplicó velocidad para disputar un balón filtrado al que llegaban también Schünke y el golero Ramírez. Este último se desliza para agarrar el esférico y en el acto recibió un pisotón de Cabeza en su intento por disputar la pelota. Sin embargo, el VAR alerta a Quiroz de que esa jugada puede ser de expulsión. El juez fue a hacer una revisión de la jugada en el monitor que tiene en el campo (OFR, por sus siglas en inglés) e interpreta que el balón ya no estaba en juego cuando Cabeza insistió en ganar la posición y cayó con la plancha sobre la pierna del golero de Independiente.

Quiroz decidió mostrarle la tarjeta roja al delantero de Emelec. Su decisión está respaldada en el reglamento.

El segundo gol del equipo que dirige Renato Paiva llegó por la vía del penal. El VAR confirmó la mano de Barceló al momento de querer despejar de cabeza. Ortiz había atajado el remate de Sornoza desde el punto fatídico, pero nuevamente el VAR alertó: posible adelantamiento del portero. Y en efecto, Ortiz no tenía ningún pie sobre la línea de meta cuando se ejecutó el disparo. Se ordenó su repetición y Sornoza lo intercambió por gol.

La tecnología también tuvo que incidir en el tercer gol de Independiente, que se había anulado por una posible posición adelantada de Sornoza, que cabeceó al poste pero Bauman remató para mandar el balón a las redes. Luego de constatar que el Zorro estaba alineado con el último hombre de Emelec se convalidó el tanto.

Con el partido 3-0 a favor de Independiente, en una disputa del balón entre Bauman y Arroyo, el argentino abre el brazo e impacta al mediocentro de Emelec. Quiroz no advirtió falta y tampoco sancionó con tarjeta. El VAR, que tiene como función revisar las jugadas todo el tiempo, no se comunicó con Quiroz para sugerirle una revisión de la jugada al considerar desde la cabina que no era una acción de tarjeta roja. (D)