El técnico de Emelec, Ismael Rescalvo, dijo estar orgulloso del empate (1-1) que consiguió su equipo en el Clásico del Astillero, este sábado en el estadio Monumental, y aplaudió “el sacrificio, esfuerzo y la entrega” de sus jugadores por “cómo defendieron el escudo, a pesar de todo lo difícil que se puso (el partido)” en la cancha de Barcelona SC. Además, el español calificó de “ridículo” la inoperancia de la empresa que provee el servicio de la tecnología del videoarbitraje (VAR) al fútbol ecuatoriano, que dejó de funcionar a partir del tiempo de descuento del primer tiempo hasta un lance indeterminado del segundo.

“... Da mucho que pensar, pero lo importante es que el desarrollo del partido se fue hasta donde queríamos en el once contra once, fuimos mejores e, incluso, cuando nos quedamos con un jugador menos, casi 45 minutos, intentamos sobreponernos no solo a un golpe físico, que supone el de tener un jugador menos en el terreno de juego, sino también a un golpe moral de encajar un gol rápido y el equipo no perdió la calma”, manifestó en la rueda de prensa el técnico de los millonarios.

Rescalvo descargó contra la Comisión Nacional de Arbitraje (CAN) al señalar tajantemente que “si no están preparados para utilizarlo (el VAR), no se puede poner”. La empresa responsable del servicio es Hawkeye.

“Lo de hoy ha sido un ridículo. Tengo amigos en España y Colombia que estaban viendo el partido y todos se quedaron completamente sorprendidos de lo que sucedió (con el VAR), de que funcionaba y luego no. El cuarto árbitro (Roddy Zambrano) volvió a decirnos que estaba inactivo el VAR, luego estaba activo; no sabíamos qué jugadas se valoraban en el VAR y cuáles no. Hay una jugada decisiva en el primer tiempo que debió ser la expulsión de Mario Pineida, que es una clara agresión. Luego otra jugada también, que es la jugada del minuto 1 del segundo tiempo, que no sé si entra o no entra (la pelota, empujada por Alexis Zapata), pero no puede pitar mano, antes de pitar las posibles manos hay un penalti clarísimo de (del portero Javier) Burrai sobre Alexis (Zapata). No sé quién tiene la culpa (de la inoperancia del VAR)”, concluyó el entrenador de los millonarios.

Publicidad

El marcador lo abrió Emelec por intermedio de Sebastián Rodríguez, de penal, a los 20 minutos, y Carlos Garcés igualó a los 60 para Barcelona.

El timonel de los eléctricos se explayó en torno al desperfecto del VAR y reprochó que dejó de funcionar justo cuando el árbitro Luis Quiroz debía deliberar por la acción de Pineida.

“Veo que hay un gesto de Pineida que, lamentablemente para él, contacta en la cara de Alexis (Zapata), y en ese momento se va la señal del VAR y no se puede revisar. Es una jugada decisiva. O sea, si no vale el VAR no podemos reanudar el partido. ¿En qué jugadas se reanuda el juego y en cuáles no? Eso también hay que dejarlo claro, porque así como nosotros nos quedamos con un jugador menos al minuto 1 (del segundo tiempo), el rival podía haberse quedado con uno menos al final del primer tiempo y hubiera cambiado muchísimo el resultado de lo que pasó”.

Y prosiguió Rescalvo: “Al igual que veo también una jugada de un rodillazo de Matías Oyola sobre Sebastián Rodríguez, tras lo cual el árbitro le saca amarilla (a Oyola) y evidentemente era para roja porque es una agresión”.

Para el conductor de Emelec, el orden de su plantel fue posible gracias al esquema de dos líneas de cuatro que instaló, “con frescura por bandas para poder contraatacar” y tener a Alejandro Cabeza en la punta de ataque para que los jugadores directos tuvieran la posibilidad de alejar a Barcelona del área del Bombillo. Valoró, además, que los elementos que ingresaron a la variante también lo hicieron “muy concentrados en un partido que tenía mucho ritmo” y “eso ayudó a mantenerse con buen equilibrio”.

El próximo partido de los azules será en condición de visitante frente a Manta FC en el estadio Jocay. (D)