El seleccionador de Ecuador, el argentino Gustavo Alfaro, resaltó la armonía entre la defensa y el ataque que alcanzó su equipo para alzarse con la victoria este jueves, de local, por 3-0 sobre Bolivia, en la undécima fecha de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Qatar 2022.

“Les había pedido a los jugadores que desde la primera pelota que movieran la metieran en el arco de Bolivia, les pedí mucha concentración, mucha agresividad futbolística para impedir que pudiera salir y nos hiciera daño Bolivia”, dijo Alfaro en una rueda de prensa al final del encuentro que se disputó en la ciudad portuaria de Guayaquil.

Alfaro insistió en que el equipo alcanzó esa armonía al convertir tres goles, luego del bajón que sufrieron los delanteros en varios partidos, y también el buen desempeño del sistema defensivo que sacó nuevamente el arco en cero.

El seleccionador reconoció que, tras un gran primer tiempo, en los que se marcaron los tres goles, Bolivia tuvo otra propuesta defensiva para la segunda mitad, aunque concluyó que se queda tranquilo por el rendimiento alcanzado y por “haber recuperado el tercer puesto (con 16 puntos), del que fue injustamente despojado el equipo por Uruguay”.

Publicidad

También resaltó los cambios que realizó para el segundo tiempo, en el que debutaron el centrocampista Jeremy Sarmiento y el atacante José Angulo.

“En el caso de Sarmiento es un jugador con un gran crecimiento, que junto al defensa Piero Hincapié y otros, van marcando el futuro de la selección”, refirió el estratega.

Alfaro mostró su alegría por los dos goles que marcó Enner Valencia, para consolidar su primer puesto histórico con la camiseta de Ecuador, al acumular 33 tantos.

“Muy contento por Enner Valencia, que volvió al gol, porque es un jugador muy importante para el equipo, por las características del rival era un partido para que pudiera marcar”, indicó.

También dijo que junto al otro goleador, Michael Estrada, “se buscaron mutuamente, tienen la generosidad de los goleadores, sin pensar en lo personal, sino en el bien del equipo; eso marca la capacidad que uno busca, de que vivan el uno para el otro”.

“Se vienen dos partidos muy duros contra Venezuela y Colombia, pero este equipo saldrá a jugar de la misma manera, porque serán dos batallas muy duras, serán partidos muy físicos, para disputarlos con intensidad y en los que se jugarán muchas cosas”, apostilló Alfaro. (D)