Hace unos días, la prensa portuguesa descubrió las nuevas incorporaciones al círculo más cercano de Cristiano Ronaldo, aunque estos no fuesen precisamente sus amigos y su llegada suponga una mayor protección en todo lo que tenga que ver con la seguridad del astro portugués. Los dos hermanos y exmilitares en Afganistán no se separan del jugador desde hace unas semanas al haber pedido un permiso a la PSP, su trabajo anterior, para ello.

Habrían ofrecido protección ilegal durante su permiso

Sin embargo, en las últimas horas, el periódico portugués Observador apuntó que estos dos guardaespaldas están bajo una investigación por haber trabajado de manera ilegal durante este permiso.

Según la misma información, ambos habrían ofrecido sus servicios en su país de origen, una tarea que no habría estado autorizada y por la que ya se enfrentan a un proceso disciplinario cuando se reincorporen al PSP, la unidad de la Policía portuguesa encargada de vigilar y espiar a políticos y jueces, publica diario AS de España.

“No comentamos los casos que están bajo investigación”, señaló un portavoz de este servicio especial portugués al medio citado, confirmando que los guardaespaldas de Cristiano Ronaldo están, efectivamente, siendo investigados.

La primera vez que se les vio dando protección al portugués fue a su regreso del debut en Champions, contra el Young Boys, aunque en aquel momento no se dio a conocer su identidad y tampoco se reparó en su atención especial.

Los informes de aquella fecha señalaban que tanto Cristiano Ronaldo como su familia recibirán protección durante las 24 horas siguientes al encuentro, aunque también lo hicieron tras la última goleada que sufrió el Manchester ante el Watford, también a su regreso a casa.

Por el momento no han trascendido más detalles de esta investigación, aunque parece que la protección de estos hermanos, Sergio y Jorge Ramalheiro, a CR7 podría terminar saliéndoles cara. (D)