Aunque Leonardo Campana empezó como titular en el partido del Inter Miami en el que debutó Lionel Messi con la divisa pink, durante el arranque de la Leagues Cup tuvieron que pasar once días para que el delantero ecuatoriano disfrutase sus primeros minutos jugando al lado del astro argentino y del español Sergio Busquets.

El entrenador Gerardo Martino decidió que el turno del joven guayaquileño podía llegar en el primer derbi de Florida de la estrella argentina, que anotó su segundo doblete consecutivo. Campana sumó nueve minutos al lado de Messi, Busquets y el recién llegado Jordi Alba en el triunfo por 3-1 sobre el Orlando City.

Campana y Messi solo habían coincidido unos segundos en el partido frente a Cruz Azul cuando el siete veces ganador del Balón de Oro hacía su ingreso a la cancha del DRV PNK de Fort Lauderdale, el 22 de julio pasado, para hacer su debut en el fútbol de Estados Unidos. Se dieron la mano durante los cambios que realizaba el Tata Martino.

Publicidad

Ya en el campo, el de Ecuador salió en respaldo de su compañero y capitán en un cruce verbal con el brasileño Felipe Martins en el minuto 83.

De gol en gol

Messi ya se ha convertido en el ídolo indiscutible de una afición que sueña ahora con ganar este torneo disputado por los equipos de la MLS (Estados Unidos y Canadá) y la liga mexicana. Ya lleva cinco conquistas en tres partidos.

El partido empezó de la mejor manera para el Inter Miami. Sergio Busquets mandaba en el centro del campo, el equipo tocaba con paciencia y solo faltaba que Messi entrara más en juego.

Publicidad

La Pulga no tardó en aparecer. En el minuto 6, Robert Taylor recibió la pelota por la izquierda, encaró al lateral contrario, aceleró hacia el centro y vio el desmarque de Messi en el área. El extremo dio un pase brillante, picadito por encima de la defensa, que el capitán argentino remató a la red.

Los 20.000 espectadores del DRV PNK de Fort Lauderdale ya se frotaban las manos ante otra posible exhibición de su estrella.

Publicidad

Parecía cuestión de tiempo que llegara el segundo gol del Inter, cuando el Orlando City, privado de balones hasta el momento, empató en una jugada aislada.

El centrocampista uruguayo César Araújo marcó de un disparo raso después de que el portero Drake Callender rechazara un buen tiro del colombiano Iván Angulo.

El gol del Orlando desajustó el juego del Inter, que por unos minutos multiplicó los malos pases y las pérdidas de balón, incluso de Messi. El número 10, frustrado por el marcaje de sus rivales, se ganó su primera tarjeta amarilla en Estados Unidos con un empujón a un contrario.

Tras protestar por varias entradas rivales, el genio de Rosario volvió a centrarse en el juego y a punto estuvo de volver a adelantar a su equipo con dos claras ocasiones antes del descanso.

Publicidad

El segundo gol del Inter llegó justo después del intermedio. El árbitro castigó con un penal severo un leve agarrón del defensa Antonio Carlos a Josef Martínez en el área. El delantero venezolano lo transformó sin temblar.

Esta vez el Orlando no volvió a levantar la cabeza. Enfrente, Busquets y Messi controlaban el juego, le daban pausa y sentido.

Los dos exjugadores del FC Barcelona recibieron el refuerzo de otro compañero de la época dorada del club español: Jordi Alba.

El lateral izquierdo español, presentado brevemente antes del partido, disfrutó de poco más de media hora en su primer encuentro, en la que apenas pudo lucirse.

La victoria ya parecía clara para el Inter Miami, pero Messi se encargó de evitar sustos. Tras una buena jugada colectiva, Josef Martínez recibió en el área, levantó la cabeza y dejó al astro argentino solo ante el portero rival. La Pulga no falló con la derecha y selló otro buen partido para aumentar su racha de victorias en Florida.

Con los tres puntos en el bolsillo, el Tata Martino dio ingreso a Leonardo Campana para que jugase sus primeros minutos al lado del crack argentino y también con Busquets, campeón del mundo con España en 2010. Entretanto, Dixon Arroyo, quien es titular prácticamente desde que se unió al equipo a mediados de abril, se fue al banquillo en el minuto 82 en lugar de David Ruiz.

El próximo rival del Inter Miami será el FC Dallas y el partido se disputará en el Toyota Stadium de Frisco (Texas).

(D)