Alejandro Valverde (Movistar Team), de regreso tras su caída en la Vuelta a España, ganó este jueves la tercera etapa del Giro di Sicilia, con lo que dio el salto al liderato en la víspera de la última jornada de la prueba, que tiene al ecuatoriano Alexander Cepeda en el casillero 18 de la clasificación general.

El español de 41 años aventajó al italiano Alessandro Covi (UAE-Team Emirates) y al colombiano Jonathan Restrepo (Androni Giocattoli-Sidermec), para firmar su tercer triunfo de la temporada.

Cepeda (Androni) cruzó la meta en el puesto 17, a 10 segundos de Valverde, con lo que saltó al casillero 18 de la clasificación general, para quedar a 23 segundos del ciclista español.

Con su registro este jueves, Chalequito se ubica además décimo en la pelea de la camiseta de mejor joven, a 16 segundos del italiano Covi.

Publicidad

Tras dos etapas ganadas al esprint por el colombiano Juan Sebastián Molano (UAE), esta jornada de 180 kilómetros entre Termini Imerese y Caronia, más escarpada que las precedentes, favorecía a los escaladores.

Molano perdió el contacto con los mejores en la ascensión de la Pollina, con lo que empezó a despedirse de su maillot de líder, mientras que el grupo de escapados, que se había adelantado poco después de la salida, era alcanzado por el pelotón.

A continuación Movistar se hizo con el control del pelotón, y en la última subida, a 3,5 kilómetros de la meta, Valverde se puso al frente en las primeras curvas, con Romain Bardet, Brandon McNulty y Vincenzo Nibali en emboscada.

McNulty, vencedor de la prueba en 2019, lanzó el primer ataque a poco más de un kilómetro, pero sin gran efecto. Fue Valverde el que tuvo la última palabra.

Salimos con la idea de intentar conseguir el triunfo, y así ha sido, aunque con un final inesperado (caída). Mala fortuna con ese bote que ha dado la bici al pasar por los cables, pero creo que sin consecuencias. Vamos a ver qué tal dormimos y a ver cómo afrontamos la etapa de mañana”, dijo Valverde, explicando su percance.

“El objetivo que tenía aquí en Sicilia y el de los próximos días es intentar tomar forma para estar delante el sábado que viene en Il Lombardia (Giro di Lombardía). Sé que será complicado, pero de momento, ya nos llevamos una victoria más”, explicó el español.

La etapa final se disputará el viernes, entre Sant’Agata di Militello y Mascali (180 kilómetros), a los pies del Etna, con un desnivel de 2.500 metros en el programa. (D)