Noticia que puede afectar al devenir del próximo Tour de Francia. Tres de los cuatro favoritos a ganar la Grande Boucle sufrieron una grave caída este jueves 4 de abril en la cuarta etapa de la Vuelta al País Vasco. Vingegaard, Roglic y Evenepoel se fueron al suelo. El ganador del Tour, el corredor belga y el esloveno han abandonado la carrera.

El danés Vingegaard fue el mayor damnificado de la grave caída, ya que tras más de 20 minutos no ha conseguido moverse. En camilla y con oxígeno ha sido trasladado por los servicios médicos de la organización. La imagen es escalofriante y hace pensar que llegar en julio al Tour es casi imposible, publica diario Marca.

Su equipo, el Team Visma, informó sobre el estado de salud de Vingegaard: “Jonas está consciente y será examinado en el hospital ahora. Gracias por los mensajes. Actualizaremos su estado más tarde”.

Publicidad

A la espera del comunicado oficial, el mundo del ciclismo está en vilo. El impacto fue tremendo y la imagen de Vingegaard dejó helados a todos, aficionados y compañeros, aunque se desconoce si ha sufrido fracturas en la grave caída en la Vuelta al País Vasco.

Por su parte, Evenepoel, parecía aquejarse de su clavícula. El belga, como ha comunicado su equipo, se marchó directamente al hospital para explorar si su dolor de la clavícula es fractura o no. Informa UAE en las redes sociales: “Vine está consciente y habla. Daremos una actualización más adelante después de más controles médicos”.

Roglic fue el único de los favoritos que consiguió levantarse por su propio pie y la mejor noticia es su imagen levantando el pulgar. Aunque el esloveno abandonó, todo apunta a que solo sufrió magulladuras.

Publicidad

La caída involucró a doce ciclistas

Los tres mencionados no han sido los únicos ciclistas que se han ido al suelo. Otro de los gran nombres ha sido el de Jay Vine, que también aparecía inmóvil esperando a ser atendido, está consciente y habla, según informaciones del equipo. Tesfatsion, Quinn y Cepeda también sufrieron la escabechina.

Mikel Bizkarra, ciclista de Euskaltel, ha ofrecido en X su opinión sobre la zona en la que se han caído los corredores. En respuesta al exciclista David Etxebarria, ha escrito: “En esa carretera hay un montón de raíces de los arboles por debajo del asfalto que hace que la carretera sea muy botona. A la vista no se aprecian pero sin darte cuenta vas dando botes y si no llevas el manillar bien agarrado es “fácil” salir por los aires”.

Publicidad

En el hilo ha intervenido también Jesús Herrada, ciclista de Cofidis: “No la conozco, pero en el video como dices se aprecia como algunos dan un pequeño bote en la bici en plena curva, seguramente por las raíces que dices, coger eso sin esperarlo en mitad de la curva y a esa velocidad pues te tira para afuera...”. (D)