El buen sentido del humor, el carisma, la camaradería o la seriedad que los personajes públicos reflejan a través de la pantalla también se vieron en un salón de clases, lugar al que muchos retornaron a estudiar.

Rebeca Iulita (productora de Ecuavisa), Andrés Luque (productor audiovisual en la agencia publicidad Creacional), Gabriela Reinoso (directora general de la agencia GR) y Karelia Vega (productora de Majestad Televisión en Santo Domingo de los Tsáchilas) contaron la experiencia que tuvieron con los rostros de pantalla, quienes fueron sus compañeros en la Universidad Casa Grande.

Vega detalló que por el quiteño Ronald Farina se enteró de que a esta institución podían ingresar para el proceso de titulación para profesionalizarse, para quienes tenían más de diez años de experiencia. “Un famoso me llamó a comentar de esta titulación, fui a averiguar y se dieron las cosas”, indicó.

Contaron que hicieron un solo grupo para recibir las clases y que fue al final cuando se separaron, ya que cada uno tenía su proyecto para la titulación.

Publicidad

Además de Farina, Viviana Arosemena, Diego Arcos, Jaime Arellano, Marcelo Cornejo, Ana Buljubasich, Rafael Cuesta, Carolina Jaume, Francisco Pinoargotti, Wendy Rosillo, Mariela Viteri y Vito Muñoz fueron algunos de los personajes públicos con quienes compartieron el aula Iulita, Luque, Reinoso y Vega. “El primer grupo era como muchos de pantalla y pocos quienes no somos rostro de pantalla”, contaron los cuatro.

“Mi experiencia de trabajar con rostros de famosos fue divertida y a la vez de aprendizaje, de cada uno aprendí algo interesante”, dijo Reinoso.

Con ella coincidieron Iulita, Vega y Luque, quienes indicaron que los rostros de pantalla no dudaron en transmitir los conocimientos.

Luque señaló que a veces se crea una imagen errónea de los talentos de pantalla, como que son inaccesibles; sin embargo, durante el tiempo que compartió con ellos, esa percepción cambió.

Se tiene la idea generalizada de que al hacer la tesis siempre hay rencillas y en estos grupos no fue la excepción, lo que al final del día fue superado.

Iulita contó que las complicaciones se daban a veces por los horarios que cada uno de los rostros de pantalla tenían. “Los personajes de la farándula decían no puedo, este día no puedo, este día no sé qué. Los queríamos matar a todos”, sostuvo entre risas, y agregó que su anécdota más importante fue conocer a personas espectaculares. “Gente con quienes me mato de risa, con gente que puedes discutir, con gente abierta y maravillosa, y haber conocido a dos de mis compañeras con las que yo hice mi tesis, que fueron Dora West y Priscila Aguirre, con las que sacamos adelante todo el proceso de la tesis”, dijo.

Reinoso comentó que Ana Buljubasich era la más puntual. ‘Los más cerebritos’ casi todos, pero en especial Rafael Cuesta, Enrique Muñoz, Wendy Rosillo, Gustavo Segale, Teresa Arboleda, Lenin Artieda, Carolina Jaume y Érika Vélez, las mejores notas. (I)