Para el cineasta Steven Spielberg, el Nueva York de los años 50 aún vive en ciertas áreas de esa ciudad que le sirvieron de locación para el rodaje de su reinterpretación de la icónica cinta musical West Side Story (originalmente estrenada en 1961 bajo la dirección de Robert Wise y Jerome Robbins, ganadora de diez premios óscar) y que llegará a todos los cines el viernes 10 de diciembre.

En su película, Nueva York es tratada por Spielberg como un personaje más y al igual que hizo con el resto de su elenco intentó obtener naturalmente lo mejor de ella. “Solo grabamos en los lugares donde los edificios no han cambiado y lo único que hicimos digitalmente fue quitar los aires acondicionados, antenas satelitales y las barras de seguridad en ventanas a partir del segundo piso (regla que ahora rige las edificaciones neoyorquinas)”. Así lo explicó durante una rueda de prensa virtual previa al estreno de la cinta a la que La Revista estuvo invitada, entre otros medios internacionales. “Todo lo demás es auténtico al periodo de tiempo original de la película porque Nueva York conserva el carácter de esos años”.

La nueva versión de Spielberg se ubica así durante el verano de 1957 y se apega a la letra de las canciones originales escritas por el compositor Stephen Sondheim, fallecido el pasado viernes 26 de noviembre a sus 91 años, y que musicalizó junto a Leonard Bernstein esta historia que nació en Broadway en ese año, con libreto original de Arthur Laurents, luego de que el coreógrafo Jerome Robbins le sugiriera una adaptación moderna de Romeo y Julieta.

De hecho, reveló Spielberg en la conferencia, Sondheim fue la primera persona con la que se sentó cuando quiso buscar los derechos para hacer una nueva versión de West Side Story, aunque en sus primeros encuentros fue muy difícil expresarle su deseo.

Publicidad

No lograba que las palabras salieran de mi boca, hablábamos de todo menos de esto”, admitió. Pero una vez que el proyecto se puso en marcha, Sondheim se involucró por completo. “Ocurrió cuando hicimos las primeras grabaciones con todos los artistas vocales, estuvo por tres semanas, cinco días a la semana, sentado junto a mí, allí en el estudio de grabación. Fue un tremendo honor”.

La premier de la cinta en Nueva York tuvo lugar la noche del lunes 29 de noviembre. Desde la izquierda, Ansel Elgort (Tony), Rachel Zegler (María), Steven Spielberg (director), Rita Moreno (Valentina), Ariana DeBose (Anita) y David Álvarez (Bernardo). (Photo by Jamie McCarthy/Getty Images for 20th Century Studios) Foto: Jamie McCarthy

Tony Kushner, con quien Spielberg ya trabajó en Lincoln (2012) y Munich (2005), fue invitado al proyecto como guionista de la nueva producción.

“Luego de que Steven me pidió hacer esto, fui a casa y le conté a mi esposo que Spielberg me había pedido cometer una locura y que no sabía cómo quitármelo de encima”, comentó entre risas. “Pensé que era algo imposible de hacer porque amo el filme de 1961, todo el mundo lo ama, es una obra maestra y se sentía difícil de reinterpretar”.

Sin embargo, juntos concibieron un nuevo personaje que permitiría traer de vuelta a la pantalla grande a la actriz Rita Moreno (quien interpretó a Anita en la cinta de 1961).

Esta vez, Moreno da vida a Valentina, la viuda puertorriqueña del recordado farmacéutico Doc y que, al igual que su exesposo, mantiene una gran amistad con Tony (Ansel Elgort). “Por supuesto que quisiera volver a ser joven y repetir mi papel”, dijo Moreno, quien también estuvo presente en la rueda de prensa. “Negar eso sería mentir, pero ahora tengo un rol maravilloso y amé cada escena, porque amo lo que hago”, confesó la actriz de 89 años, que también es productora de la nueva cinta.

Rita Moreno es Valentina en 'West Side Story' 2021. Foto: Photo by Niko Tavernise

Elenco joven y auténtico

Aunque en esencia, la cinta de Spielberg se mantiene en los márgenes de su predecesora, los productores sí consideraron necesarios algunos reajustes, empezando por el proceso de casting: querían actores en la edad de sus personajes y que si iban a interpretar a un personaje latino tuvieran esa ascendencia real en sus familias.

Publicidad

“Hemos hecho algo que ninguna de las otras producciones ha logrado. Tenemos un elenco 100 % latino en los Sharks, entre hombres y mujeres. No hay nadie que no sea latino. Eso fue innegociable para nosotros, y es una de las razones por las que nos tomó un año concluir el casting”, precisó el director. “Era impensable para nosotros hacer esta película sin hacer nuestro mejor esfuerzo por reunir un elenco verdaderamente diverso, pues fue esa diversidad lo que llenó de autenticidad esta producción”.

Ansel Elgort (Tony) protagonizó 'The Fault in our stars' (2014). Rachel Zegler (María) será Blancanieves para el próximo film de Disney. © 2021 20th Century Studios. All Rights Reserved. Foto: Niko Tavernise

El nuevo elenco retoma los roles de los conflictivos integrantes de las pandillas Jets (neoyorquinos) y Sharks (puertorriqueños), quienes luchan por el control de las calles, aunque, de acuerdo con Spielberg, “en realidad están peleando por la raza”. La tensión entre esos bandos aumenta cuando Tony (Ansel Elgort), fundador de los Jets y María (Rachel Zegler), hermana de Bernardo (David Álvarez), líder los Sharks, se enamoran profundamente.

David Álvarez es Bernardo Vásquez. Photo courtesy of 20th Century Studios. © 2021 20th Century Studios. All Rights Reserved.

“Esta producción logra lo que las viejas generaciones fallaron en hacer y creo que está cambiando todo”, comentó Álvarez cuando fue el turno del elenco de compartir con la prensa. “Se están abriendo puertas para futuros actores latinoamericanos y es un honor estar al frente y todo es gracias a la visión de Steven”.

Zegler, quien será además la próxima Blancanieves en la cinta de acción real de Disney, subrayó que ha hecho un esfuerzo por no compararse con la actriz original. “Solo queremos hacer un buen trabajo, no opacar el legado de una actriz fantástica, esa nunca ha sido nuestra intención, sino reflexionar personalmente en qué puedo aportar desde mi propia experiencia de vida que antes no estuvo en la película”, dijo. “Y ser la primera latina en interpretar a María es algo increíble y quiero pensar que Natalie Wood estará feliz con mi trabajo y de la manera en que hemos intentado reinterpretar lo que ella ya hizo muy bien originalmente”.

Las secuencias de baile de la cinta del 2021 fueron dirigidas por el coreógrafo y bailarín estadounidense Justin Peck, ganador del Tony. Foto: Photo by Niko Tavernise

Ariana DeBose, sobre quien recae el papel de Anita en la versión del 2021, experimentó una sensación similar: “La primera vez que me pidieron audicionar, me tuvieron que empujar para entrar al salón”, confesó. “Creí que sería un trabajo que nunca podría agendar (...) Pero trato de no pensar en que Rita ganó un óscar por este papel, porque si dejas entrar ese pánico al proceso, el fracaso será inminente porque estarás tratando de alcanzar el éxito de alguien más y yo solo quiero ser lo mejor y más apropiado para esta versión de Anita”, subrayó la actriz, cuyo padre es un afrodescendiente puertorriqueño.

El actor estadounidense Ansel Elgort, muy recordado por su rol en The Fault in our stars (2014), tampoco tuvo un inicio fácil al interpretar a Tony, especialmente en los segmentos de baile. “Algo que aprecio es haber tenido la oportunidad de trabajar con gente increíble, porque cuando me sumé a ese elenco, no era el mejor bailarín, definitivamente era el más débil, pero tuve a todos esos profesionales a mi alrededor apoyándome para ayudarme a mejorar”, admitió.

Pero quizás los diálogos más controversiales están en manos del personaje de Riff (Mike Faist), quien abiertamente muestra su rechazo a los puertorriqueños debido a su origen. Sí, una actitud que podría ser considerada como racista, aunque de acuerdo con las primeras críticas del film, su interpretación la vuelve ‘entendible’.

Mike Faist es Riff. © 2021 20th Century Studios. All Rights Reserved. Foto: Niko Tavernise

“Tienes que entender de dónde viene esa actitud y es del miedo, ¿pero de dónde viene ese miedo? Veamos el background que tienen estos chicos: solo tienen esa toxicidad de la compañía que han creado entre ellos, es una codependencia negativa, pero es todo lo que ellos tienen. Además, la ciudad está cambiando frente a todos y esa incapacidad para dejar ir lo que fue, esa inhabilidad de aceptar el cambio se resume en miedo”.

De forma intencional, Spielberg y Kushner dejaron también sin traducción al inglés con subtítulos ciertas porciones de diálogos en español. “Ese idioma debe coexistir en igualdad de condiciones que el inglés”, enfatizó Spielberg.

El venezolano Gustavo Dudamel, director musical de la Filarmónica de Los Ángeles y la Ópera de París, fue elegido para dirigir la orquesta en las grabaciones musicales. Como un adelanto al estreno, el soundtrack digital de la cinta ya está disponible desde este viernes, 3 de diciembre, con 21 canciones.