El idioma español tiene muchas palabras que dependiendo del contexto pueden escribirse unidas o separadas. Aquí presentamos unos casos.

De más y demás. Se escribe unido cuando se puede reemplazar por ‘el resto, los otros’: Los de la tercera edad subirán por el ascensor; los demás, por la escalera. Cuando denota ‘exceso o demasía’ se usa en dos palabras: Ese argumento está de más.

Sin fin y sinfín. Lleva espacio intermedio cuando se refiere a algo que no tiene fin: El problema de la inseguridad es un asunto sin fin. No tiene separación cuando se menciona una cantidad grande de personas, animales o cosas: Tengo un sinfín de actividades. En este caso se tilda.

Sobretodo y sobre todo. Se usa unido cuando tiene la acepción de ‘impermeable, abrigo y, en general, prenda de vestir que va encima del traje habitual’: Las noches están frías, no te olvides de llevar el sobretodo. Se emplea en dos vocablos cuando significa ‘principalmente’: Hay que pagar los servicios básicos, sobre todo las planillas del consumo de agua.

Publicidad

Con que, con qué y conque. Va en dos palabras y sin tilde cuando significa ‘con el cual’, ‘con la cual’, ‘con los cuales’, ‘con las cuales’: Esa es la actitud con que debes afrontar los problemas. Se usa también con artículos intercalados: Esa es la actitud con la que debes afrontar los problemas. Va separado y con tilde cuando tiene carácter interrogativo o exclamativo: ¿Con qué argumentos saldrás de ese problema? ¡Con qué facilidad resuelves todo! Se escribe en una sola palabra cuando equivale a ‘por tanto’, ‘por consiguiente’, ‘en consecuencia’, ‘así que’: Obtuviste excelentes calificaciones, conque ya puedes tomar unas vacaciones. Se usa también en frases exclamativas para transmitir desconcierto, sorpresa o reproche: ¡Conque sigues igual! ¡Conque esas tenemos! (F)

FUENTES: Diccionario panhispánico de dudas (2005) y Diccionario de la lengua española (versión electrónica), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.