“El Dogo de Burdeos es una de las razas de perros gigantes que existen. Aunque originariamente se usaba como perro protector, actualmente es un excelente perro de compañía, siendo muy afectuoso y protector de su familia”, etallan desde el criadero Estancia La Nicola.

El Dogo de Burdeos es uno de los perros franceses más antiguos, probable descendiente de los Alanos. Conde de Foix dijo en el siglo XIV en su “Libro de Caza”, que “sostenía su mordedura más fuerte de lo que harían tres lebreles”.

Se los utilizaba para la caza mayor (el jabalí), en los combates (a menudo codificados), para cuidar las casas y el ganado al servicio de los carniceros.

Se conocen como dogos de Burdeos desde 1863, en la primera exposición canina en París. Existen distintas clases de dogos de Bordeos: tipo tolosano, tipo parisino y tipo bordelés.

Los antiguos Dogos de Burdeos tenían distintos colores de manto: atigrado y gran cantidad de manchas blancas que cubrían las patas por completo. En algunas regiones estos perros tenían la mandíbula con mordedura de tijera.

Hulk, el Dogo de Burdeos de Lionel Messi

Hulk fue un regalo de Antonela Roccuzzo, la esposa de Messsi. Su nombre se remite al conocido superhéroe de la editorial Marvel. El perro llegó al hogar del futbolista en 2016.

Características de los dogo de Burdeos

  • Tamaño y peso:  58 a 68 cms. de altura a la cruz, y hasta 50 kgs. de peso.
  • Pelaje y color: Pelo corto, liso y fino. De color avellana a marrón oscuro, en varios casos.
  • Aspecto: Muy robusto y algo amenazador. El Dogo de Burdeos es un perro muy fuerte con un cuerpo muy musculoso pero manteniendo una línea general armoniosa.
  • Esperanza de vida: entre 10 y 14 años.