El carácter divino y glorioso de la Navidad se representa con el armado de los nacimientos, o pesebres, en los hogares cristianos. Muchas familias siguen una regla tácita común: no colocar la figurilla del Niño Jesús hasta la medianoche del 24 de diciembre. De ahí, los materiales, las composiciones, las escenas, hasta las dimensiones de sus belenes son tan variados como ingeniosos.

Y si aún no ha instalado el suyo o le gustaría admirar la creatividad de otros nacimientos, igual de encantadores y devotos, se han preparado algunas exhibiciones que buscan inspirarlo y conmoverlo a la vez.

En el museo Nahim Isaías se exponen los pesebres que atesora esta institución, bajo la muestra denominada Nacimientos desde la Colonia. Comprende una nutrida gama que va desde piezas consideradas patrimoniales, pertenecientes a la Reserva de Arte Colonial y Republicano de la Escuela Quiteña, hasta los populares de Ecuador y otros países, con diferentes representaciones, formatos y recursos empelados para su elaboración.

La exposición incluye pinturas de la Sagrada Familia, esculturas patrimoniales con representaciones de personajes y animales que datan del siglo XVII, tallados en madera encarnadas y policromadas. En un comunicado de la entidad, la dirección del museo destaca que esta muestra, “más allá de su valor artístico, denota la vigencia de las tradiciones que viajan en el tiempo y continúan presentes hasta nuestros días”.

Las creaciones estarán ubicadas en la sala temporal del primer piso del museo hasta el 7 de enero del 2022. El ingreso del público es gratuito, de lunes a viernes, de 10:00 a 17:00; y los sábados, de 10:00 a 16:00.

Por su parte, el Museo Municipal de Guayaquil abrió la exhibición Pesebres, con nacimientos provenientes de varios lugares de Latinoamérica que representan distintas etnias alrededor del mundo. Por eso se verán figuras con rasgos asiáticos, africanos, europeos y americanos.

Hay piezas elaboradas con hojas de maíz, en la tradicional cerámica, porcelana, madera, plata, acrílicos, metales y más. Estos nacimientos pertenecían al padre Hugo Vásquez y pasaron a ser parte de la colección del museo luego de su fallecimiento en el 2008. La exposición estará abierta al público hasta el 6 de enero, de 10:00 a 17:30, en la Sala Polivalente del Museo.

La tradición de los belenes surge a partir de 1223, cuando San Francisco de Asís celebró por primera vez el nacimiento de Jesús en una cueva en Greccio (Italia), popularizándose esta práctica a través de los siglos. Con la llegada del cristianismo a América, y con ello la instauración de las celebraciones navideñas, proliferaron las expresiones artísticas materializadas a través de la pintura y la escultura y utilizadas también como parte de una forma de evangelización.