Queso, jamón, pollo, atún, huevo, cerdo, pavo y un sinnúmero de ingredientes puede tener el sándwich perfecto. Su popularidad se debe a que tiene buen sabor, es económico, sencillo de preparar y se puede hacer de mil maneras diferentes.

Por ser fácil de transportar, se lo puede enviar en la lonchera infantil, llevar a un paseo familiar o al lugar de trabajo. Algunos los prefieren con pocos ingredientes, pero también hay otros más elaborados, que son el plato principal de restaurantes alrededor del mundo.

Receta para preparar un sándwich de campeones

Publicidad

Para el chef ejecutivo del hotel Oro Verde Guayaquil, David Gené Mariné, “el sándwich perfecto es aquel que está bien equilibrado, es saludable y apetecible a la vez”.

David Gené Mariné, chef ejecutivo del hotel Oro Verde Guayaquil. Foto: Cortesía

Agrega que el pan es fundamental, tiene que ser de buena calidad y bien crujiente. “Para que quede más crocante importa mucho el tipo de elaboración del pan y si es posible hacer la masa con aceite de oliva”.

“Para mí, el más popular es el de jamón y queso, y el club sándwich (pollo, queso, jamón, tocino, lechuga y tomate) de toda la vida que se come caliente. Aunque cada cual puede crear su propio sándwich con sus ingredientes favoritos y comerlo frío o caliente”, destaca el experto.

Sussy Corral Rivadeneira, licenciada en Nutrición Dietética y Estética, recomienda que si una persona quiere comer saludable debe tener en cuenta el pan que utilizará en su sándwich, el cual debe tener una alta cantidad de fibras naturales para ayudar al metabolismo y la buena digestión.

Publicidad

Sussy Corral Rivadeneira, licenciada en Nutrición Dietética y Estética. Foto: Cortesía

Pedrito Ortiz Jr. crea su propia marca de sánduches gigantes

“Adicionalmente a la proteína (animal o vegetal), debe tener una parte grasa para que cause saciedad y sea fácil de digerir, por ejemplo, aguacate majado como guacamole o un aderezo de yogur griego con aceite de oliva y mostaza. También agregar vegetales, el que tengan en casa, y finalmente poner a tostar por ambos lados en una sanduchera o sartén”, enfatiza.

Origen del sándwich

Foto: Shutterstock

Su origen más popular se remonta a la Inglaterra del siglo XVIII, cuando John Montagu, conde de Sandwich y jugador empedernido, pidió que le sirvieran unas rodajas de roast beef entre dos rebanadas de pan. Así podría comer sin interrumpir la partida. De ahí surge su nombre.

Publicidad

Además, el historiador Edward Gibbon recogía en uno de sus diarios de 1762 que se sorprendió al ver en una cafetería a dos aristócratas comiendo algo que denominaban sándwich: carne fría entre dos rebanadas finas de pan, mientras bebían ponche y discutían sobre la situación política.

También se habla de un origen humilde, porque en las clases populares se utilizaba mucho al sándwich como almuerzo fuera de casa, por su facilidad en el transporte.

Lo cierto es que, sea cual sea el origen, este plato traspasó fronteras y es uno de los favoritos en los hogares.


Publicidad

Sándwich croque mademme (Receta del chef David Gené Mariné)

Ingredientes:

  • 1 lámina de jamón prosciutto
  • 1 lámina de queso emmental
  • 2 rodajas de tomate
  • Mantequilla
  • Hojas de albahaca
  • 3 rebanadas pan de centeno

Preparación:

Tostar el pan en una sartén con mantequilla, poner por capas el jamón, el queso y el tomate junto con un poco de sal, pimienta y las hojas de albahaca. Cerrar y tostar bien por ambos lados. Partir por la mitad y servir acompañado de una ensalada césar de pollo o con vegetales a la parrilla.

Foto: Cortesía