Como muy pocas veces en Guayaquil, un concierto empezó a la hora pactada. Tal cual se había anunciado, el show del español David Bisbal arrancó la noche de este miércoles, 15 de mayo, apenas cinco minutos pasados de las 20:00, en el sector al aire libre del Palacio de cristal (Malecón 2000), a orillas del río Guayas. Su espectáculo fue introducido por una conmovedora proyección de un montaje de fotos y videos que mostró su evolución como artista, desde sus años de chaval, su niñez e incluso hasta su paso por Operación Triunfo, el reality show de canto que lo inyectó de fama internacional desde el 2001.

Finalmente, el cantante saltó al escenario luciendo un traje rojo de dos piezas con saco, mientras entonaba Ajedrez. Para esta celebración musical de sus 20 años de carrera, como dice el título de esta gira de aniversario, David Bisbal cumplió su promesa de recorrer sus más exitosos temas, estructurando su repertorio a partir de los géneros y colaboraciones con los que ha trabajado en todo este tiempo.

La primera parte de la presentación la dedicó a sus melodías de rumba tropical, con Quién me iba a decir, Mira bien, Lloraré las penas, Oye el boom.

Publicidad

A continuación le tocó el turno a su faceta más sentimental, con un medley de baladas que incluyó Quiero perderme en tu cuerpo, Esta ausencia, Culpable, Dígale. Este fue el momento propicio para que de la masa le lanzaran una bandera tricolor, que él muy emocionado abrazó: “Llevar la bandera a hombros es como sentir un abrazo de vosotros”.

David Bisbal continuó con El ruido, Tengo roto el corazón, Esclavo de sus besos, Silencio, al mismo tiempo que algunas gotas del cielo amenazaron la velada (otro anuncio que se cumplió en esta cita, pues la Secretaría Nacional de Riesgos avisó temprano en la mañana la posibilidad de lluvia hoy en distintos sectores del país).

En efecto, el rocío se convirtió en una leve garúa, que dio oportunidad para que se vendieran algunos ponchos plásticos en $ 4 la unidad (el mismo valor para la cerveza en vaso, por cierto). En tanto, Bisbal se cambió a un look más casual con una camisa negra y pantalón café oscuro. Así siguió con Abriré la puerta (su famosa colaboración con Alejandro Fernández), Probablemente (su proyecto al lado de un jovensísimo Christian Nodal), Ay, ay ay, Mi princesa y Diez mil maneras.

Publicidad

Tras ese intermedio romántico, la rumba retomó la tarima, pero esta vez el intérprete de Almería entregó en otro medley los títulos más recientes de su trayectoria en este sentido, así como los de sus famosas colaboraciones con diversos artistas del momento: Vuelve, vuelve (Danna Paola), Si tú la quieres (Aitana), Dos veces (Luis Fonsi), A contracorriente (Álvaro Soler), Perdón (Greeicy), A partir de hoy (Sebastián Yatra).

Finalmente, el hijo de Andalucía se despidió con el último medley tropical de la noche, en el cual, vestido con la tricolor, exaltó sus inolvidables himnos Bulería y Ave María, tras dos horas exactas de show. (E)

David Bisbal culminó su concierto vestido con la piel de la Tri e interpretando sus inolvidables himnos "Bulería" y "Ave María". Foto: Ronald Cedeño