Inspirado en sus raíces, en la esencia que diferencia a cada individuo y que de alguna forma nos reconecta, el cantante colombiano Manuel Medrano (originario de Cartagena) presenta Eterno, su segundo álbum en el que además trabaja por segunda ocasión con su amigo, el productor y artista Juan Pablo Vega.

Sonidos que lo han acompañado en su recorrido artístico (teclado, batería, guitarra y percusión) y retomando géneros como el pop, rock, funk y baladas (y sorprendiendo también con bambuco, champeta, reggae y bolero), el artista de 33 años conversa con Diario EL UNIVERSO sobre esta producción y su reciente sencillo Tengo que llegar a tiempo, en el que además se dio licencia de convertirse en actor para su video lleno de escenas de acción.


¿De qué forma quiere volverse ‘eterno’ para sus seguidores?

Publicidad

Tremendo. Eterno es mi segundo álbum y digamos que me gustaría pensar que es uno de los pasos más importantes de mi carrera hasta este momento. Hemos trabajado muchísimo para lanzar este álbum, y hoy en día me siento orgulloso de haber podido lograrlo. Eterno no es el título de un álbum con el que yo me quiera volver eterno, por el contrario, es el título de un álbum con el que yo quiero que la gente sienta que realmente estamos aquí y siempre hemos hecho parte de esto, sabes.

Yo siento que hoy en día tengo dentro de mí el ADN del primer cavernícola que descubrió el fuego o del científico que descubrió la electricidad y de todos los humanos que han hecho parte de esta historia, pero también siento que somos polvos de estrellas, entonces, estamos más allá de lo humano. De igual manera, quienes hemos hecho parte de esto siempre y de alguna manera divina, me gustaría pensar que siempre he hecho parte de los planes de Dios. Fíjate que me puse a investigar de qué manera la humanidad se relacionaba con la eternidad durante la historia del hombre y hay algo que me causó mucha curiosidad y es algo que las palabras que más relacionan con la eternidad es el amor y la gente tiene cierta obsesión con volver al amor eterno, pero no lo respeta. Sin embargo, es muy poético.

Este es un álbum dedicado al amor, a la música y a la gente y qué bueno que la gente pueda tener música que lo acompañe por siempre y la conecte con sus raíces.

¿Qué tan difícil ha sido hablar y componer sobre el amor en sus canciones en medio de la realidad que estamos viviendo?

No sé, a mí me parece lindo cantarle al amor, pero también me parece importante cantar de las emociones dentro del amor, porque el amor tiene muchas facetas y es profundo. Estoy hablando del amor de pareja. Y entre cada vez más creces, lo que escribes genera más afinidad con la gente y te conectas. Yo creo que la música es un psicólogo y te da una vibra para trasmutar las emociones, así que me fascina que la gente pueda trasmutar sus emociones a través de mi música y renacer y llorar.

El disco planificado para grabarse en marzo se retrasó por la pandemia. ¿Qué cambios surgieron en el proceso y cómo marcaron la producción?

Publicidad

Pues, mira que se aplazó la grabación más o menos seis meses, nosotros teníamos planeado grabarlo en marzo del 2020, pero por el COVID-19 aplazamos y esos seis meses, literalmente confinados cada uno en sus casas, y para julio del 2020 grabamos medio álbum en Colombia y luego en octubre, que ya abrieron aeropuertos, grabamos la otra mitad del álbum en México y el resto fue mezcla y máster, que en sí son durante el 2021. Es un disco muy especial que se grabó con instrumentos musicales interpretados por amigos, el productor es un gran amigo, todos los procesos de ingeniería y de grabación como los vivimos fueron demasiado lindos y se pueden sentir y se pueden escuchar en el álbum. Adicionalmente, para mí, grabar en las montañas fue un sueño.

Eterno lo ha descrito como el álbum con el que vuelve a sus raíces musicales. ¿En qué momento sintió que se alejaba de ellas?

Mi forma favorita de hacer álbumes es coger las canciones que he hecho y llevarlas al estudio y grabarlas tal cual las compuse. Pero en los últimos años invitaba a trabajar a otros productores, me ponía a escribir canciones con otros artistas y esa experiencia fue un aprendizaje muy impresionante. Tuve la oportunidad de trabajar con grandes productores, con grandes artistas y escritores y de todos aprendí muchas cosas, pero obviamente son personas que no conozco tanto y la música se siente cuando hay más cercanía, sabes. Entonces, los singles que yo lanzo son un poco más experimentales pero los álbumes, en cambio, son una sola pieza. Para mí, volver a la raíz es hacer la música que yo escribo desde la guitarra, desde el fondo de mi corazón y grabarla como yo quiero grabarla. Haciendo la música que me inspira.

En el video de Tengo que llegar a tiempo te conviertes en un héroe de acción para la protagonista, ¿Qué tal fue esta experiencia?

Tremendo, yo nunca había hecho nada así y me sentí muy especial porque el video se ve como una película de acción y yo toda la vida me imaginé que rodar una película de acción era lo más imposible que había, y fíjate que gracias al director lo hizo todo muy fácil, me sentí como Tom Cruise. Pero fíjate que fue tremendo, estar con los actores, modelos, rodamos el video en Colombia, el video es como la banda sonora de una película de acción.

Si ahora le volvieran a decir que nos debemos confinar y solo puede llevar una maleta, ¿qué llevaría?

Esa pregunta me hizo volver en el tiempo. Llevaría una guitarra, una pantaloneta y chanclas, si es a la playa; si es al frío, un jean y una chaquetita y una grabadora para componer canciones.

¿Cuándo compone, qué tipo de artistas lo inspiran durante su proceso de producción?

El silencio es mi música favorita. Resulta que vivo silencioso siempre en casa, me gusta componer en casa, me inspiro en las parejas que he tenido en mi vida, pero también me inspiro en lo que siento y lo que soy, creo que todo eso me inspira. (E)