Desde la última vez que se dragó el río Guayas, hace 53 años, han surgido seis intentos fallidos por volver a hacerlo y la sedimentación arrastrada por décadas desde la cuenca alta, que formó el islote El Palmar, también ha creado una especie de playa a su alrededor en la que, en días de cota baja, es posible hasta caminar en medio del agua. Tras una fase preparatoria que arrancó el 10 de agosto pasado, la Prefectura subió este 1 de diciembre al portal de compras públicas las bases y términos de referencia para un nuevo proceso que se espera sea el definitivo esta vez.

La subida al portal se hizo en medio de una rueda de prensa en la que la prefecta Susana González aseguró que el proceso, en el que se han interesado 67 empresas de China, Países Bajos, España, Portugal, México, entre otras naciones, se ha manejado con transparencia, evitando fuga de información.

“La provincia no se está endeudando, hará la obra con recurso propio”, dijo González. De acuerdo con lo previsto en los términos de referencia y en los pliegos subidos al portal de compras públicas, el costo referencial del dragado, para extraer 6 millones de metros cúbicos de sedimentos, es de $ 47′410.832.

“Subió un millón por la variación del diésel con el que se mueven las dragas, pero aun así son 44 millones de dólares menos que el proceso anterior”, explicó la prefecta.

Publicidad

La empresa que gane el proceso de licitación tendrá un anticipo del 20 %, pero deberá someterse a una facturación mensual comprometida con el avance de la obra.

“Eso nos permite no endeudarnos, abonar de acuerdo con nuestro flujo ya presupuestado y tener la capacidad de exigir mes a mes que se cumpla con el avance mediante la fiscalización de la obra. Avance realizado, avance pagado”, le dijo González a este medio.

Y destacó que los recursos se generan a partir de la reducción de personal que hizo la Prefectura y un modelo de gestión presupuestaria en el que el 12 % se usa para el gasto corriente y el 88 % para inversión en obras y servicios. “Solo así se puede hacer realidad obras como esta, sin endeudar a la provincia”, señaló González en su discurso.

Proyecto de dragado incluye retiro de sedimentos acumulados en los alrededores del islote El Palmar. Foto: Cortesía Prefectura

La prefecta insistió en lo que ya ha dicho antes, el islote El Palmar no desaparecerá, será estabilizado con una forma hidrodinámica según la recomendación del estudio elaborado para el dragado. Lo que se pretende desaparecer es el gran banco de arena que se ha formado a su alrededor y se extiende en medio del río.

Fechas claves del dragado

El proceso que se subió este 1 de diciembre al Sistema Oficial de Contratación Pública de Ecuador cuenta con informe de pertinencia y favorabilidad entregado por la Contraloría General del Estado a la Prefectura para la contratación del dragado, destacó González, antes de detallar el cronograma para la adjudicación, contratación y ejecución de la obra.

La fecha límite que tienen los interesados para efectuar preguntas es el 8 de diciembre. La Prefectura deberá ofrecer respuestas y aclaraciones a quienes las hayan solicitado hasta el día 16.

Publicidad

El 27 de enero de 2022 será un día clave. A las 14:00 vencerá el plazo para que las 67 empresas que mostraron su interés presenten sus ofertas y una hora más tarde, según informó la prefecta, se hará la apertura de sobres para conocer las propuestas.

“En este proceso hay dos ofertas que serán revisadas, la técnico operativa, que tiene que ver con la capacidad, y la técnico financiera”, aclaró la autoridad provincial.

La prefecta Susana González ofreció una rueda de prensa en septiembre pasado en medio del islote El Palmar, entre Guayaquil y Durán. Cortesía: @PrefGuayas.

Continuando con el cronograma, está previsto que el 4 de marzo sea la fecha de adjudicación del contrato y su firma debería realizarse como máximo el 15 de abril.

A partir de la firma del contrato hay un plazo de 900 días (dos años y medio) para la ejecución total de la obra.

De acuerdo con lo previsto en los términos de referencia y en los pliegos subidos al portal de compras públicas, la empresa adjudicada tendrá ese plazo dividido en tres etapas para cumplir sus labores.

En los primeros 90 días deberá hacer la movilización y la logística de la draga. En la segunda fase contará con 720 días para la ejecución del dragado de profundización y relleno hidráulico. Los sedimentos sacados del río irán a dos áreas en el norte y sur de Durán, que contemplan 564 hectáreas.

La última etapa, de 90 días, está establecida para el cierre y ejecución de la obra.

González anticipó que cuando se esté a pocos meses de recibir la obra, se hará un nuevo llamamiento, mediante licitación, para el mantenimiento del dragado. (I)

Prefectura y alcaldías analizaban la navegabilidad hace un año, pero no hay información hasta ahora. Urbanistas, por su lado, hablan de proyectos sustentables ► http://ow.ly/c9Wy50Fyskx

Posted by El Universo on Sunday, July 18, 2021