Pasadas las 19:00 de este domingo, 21 de agosto, los moradores de la cooperativa San Francisco 1 se alarmaron por las llamas que se extendían sobre la cima del cerro de este sector del norte de Guayaquil.

Los moradores reportaron el incendio al ECU911, entidad que coordinó con el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil su intervención. Tres unidades forestales, incluidos tanqueros, acudieron al sector y, cerca de las 20:00, informaron que se trataba de quema de maleza, de alarma dos.

En las imágenes de las cámaras de la institución, que se compartieron en las redes sociales, se observaba una gran extensión del cerro en llamas, que eran avivadas por el viento de esta noche.

Publicidad

María, moradora del sector, comentó que estos incendios se dan con frecuencia y serían producidos por consumidores de drogas que se reúnen en esa zona apartada.

“Eso pasa continuamente: los ‘hacheros’ están por allá, donde hay monte, y seguramente dejan alguna colilla que con el viento se enciende”, comentó y agregó que, para evitar que el fuego llegue a las casas de las familias que viven cerca de la parte alta, los vecinos suelen mantener cortada la maleza con varios metros de distancia para alejarse del arbolado que hay en la cima.

A las 21:00, la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil reportó que en ese momento no había personas heridas ni atrapadas. Y a esta hora, según las cámaras de la institución, ya no se visualizan llamas.

El viernes pasado, 19 de agosto, se registró un incendio forestal en el kilómetro 34 de la vía a la costa, en la ruta Guayaquil-Santa Elena, en el sector Bosque del Río Daular, que se controló luego de 24 horas. A este evento, identificado como alarma cuatro, acudieron más de cien bomberos para evitar la propagación de las llamas hacia el bosque e incluso viviendas cercanas. En ese caso, los uniformados requirieron apoyo de un helicóptero con canastilla para atender sitios focalizados de difícil acceso. (I)