La compra para dotar de 233 prótesis a 229 pacientes del hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo (HTMC), por un monto de $ 2 millones, fue adjudicada el 27 de diciembre a la empresa Marcelo Freire S. A. y el contrato debía firmarse quince días después, según el reglamento de la Ley de Contratación Pública. Pero esto no ocurrió y, un mes y medio después -el 6 de febrero-, esta casa de salud declaró desierta la adquisición de los dispositivos médicos que requieren los afiliados y jubilados de este centro desde el año 2018.

Ante esta resolución, el proveedor Marcelo Freire, cuya empresa lleva su nombre, expresó sentirse sorprendido: “Este proceso varias veces fue observado en diferentes instancias y todas salieron a flote. Ninguno de los departamentos que son inherentes al contrato (del hospital), Fisiatría, Compras Públicas, Jurídico, sugería la terminación del contrato”.

El gerente del HTMC, Rubén Egas, resolvió declarar desierto el proceso por “considerarse inconvenientes para los intereses nacionales o institucionales todas las ofertas o la única presentada. La declaratoria de inconveniencia deberá estar sustentada en razones económicas, técnicas o jurídicas”, según se establece en el artículo 33 de la Ley de Contratación Pública.

Publicidad

¿Qué hay detrás del contrato de prótesis para los pacientes del hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo?, tras siete intentos se declaró desierta la compra

Freire cuestionó el argumento del directivo: “El artículo que hace referencia dice que se procurará tener tres proformas, procurar significa hacer las diligencias necesarias para que eso ocurra. Y efectivamente se hizo, hay informes donde se indica que se hicieron seis veces las solicitudes de las proformas para levantamiento del presupuesto, que nunca llegaron y que no impide seguir adelante con el proceso, más que todo considerando las necesidades de las personas, 233 pacientes que otra vez van a tener que esperar” y añadió que el Sercop le contestó que esa “no era razón suficiente para tirar un proceso que ya estaba adjudicado”.

Este proceso fue publicado siete veces por el hospital en el portal del Sercop entre junio y noviembre de 2023. En tres ocasiones no se receptaron proformas y en cuatro ocasiones solo un proveedor entregó su proforma, Marcelo Freire S. A. En la última publicación, en noviembre, el HTMC tomó la cotización de esa compañía y definió el presupuesto referencial de $ 2 millones. Solo esta empresa presentó su oferta y fue adjudicada.

El miércoles 7 de febrero, el hospital notificó a la empresa la decisión de declarar desierta la compra a través de un correo electrónico. “Nos deja apenados y perjudicados, porque hemos tenido gastos que esto conlleva, después de la adjudicación contratamos las pólizas de $ 40.000 (garantía de buen uso de anticipo) y como empresa tenemos perjuicio ante esta decisión”, explicó el empresario.

Publicidad

Pacientes y familias reclaman al IESS: “Para cuándo las prótesis para amputados”

Por este ‘perjuicio’, Freire aseguró que presentó un reclamo administrativo, el 9 de febrero. “Vamos a ver qué pasa. Esperemos que (la decisión) no sea consecuencia malintencionada de denuncias que se hizo sin justificación ni documentación”, apuntó Freire al referirse a las críticas de un supuesto direccionamiento y sobreprecio que denunciaron proveedores y el Observatorio de la Seguridad Social.

“Nosotros cumplimos y ellos (el hospital) tenían un plazo de quince días para la firma del contrato, pero no se firmó, se tiró abajo”, cuestionó el contratista y afirmó que si el hospital vuelve a iniciar la compra de prótesis volverá a participar. (I)