Más de cien personas residentes del Guasmo sur, en Guayaquil, llegaron la mañana de este martes a una vivienda donde se instaló una brigada fija para acceder a la primera dosis de la vacuna anti-COVID-19. Ahí, los usuarios esperaron en sillas acomodados afuera del predio con resguardo militar.

Este es uno de los ocho puntos en que se implementan estas brigadas fijas para ampliar el plan de inmunización a la población que por diversos motivos no ha podido acceder al biológico. El Municipio identificó estos sectores como los de mayor incidencia de casos COVID-19, de acuerdo a los informes epidemiológicos que emite la Mesa de Salud.

El doctor Carlos Farhat, director de la Mesa Técnica de Salud del COE cantonal, explicó que estas brigadas buscan que se alcance a proteger de la gravedad del virus a más personas, sobre todo en sitios donde la circulación del virus es constante, según el seguimiento epidemiológico que se sigue monitoreando en la urbe.

Entre los ochos sectores con mayor reporte de contagios también constan Mapasingue y la parroquia Febres Cordero.

En paralelo, el cabildo en convenio con el Ministerio de Salud Pública mantiene abiertos siete puntos de vacunación en Mucho Lote, Solca, Instituto Tecnológico Bolivariano, estadio Modelo, Universidad Politécnica Salesiana (vía a la costa), Escuela de la Música en la Casuarina y la terminal 25 de Julio de la Metrovía. Además, la cartera de Estado sigue aplicando vacunas en instituciones educativas, como la Universidad Católica, la Universidad de Guayaquil y el colegio Guayaquil.

Del lunes 26 de julio al domingo 1 de agosto continúa la vacunación de ciudadanos de 30 a 22 años de manera descendente. Además se aplican segundas dosis de Pfizer, Sinovac y AztraZeneca. (I)