Una de las tradiciones más guayacas en la gastronomía son los llamados piqueos, esas delicias de nuestra cocina típica que las probamos a toda hora.

Los guayacos acostumbramos a picar mucho, sobre todo en la calle, empezamos con bolones en la mañana que bien pueden ser de chicharrón, de queso o mixtos, y una variante interesante es de verde y maduro, y últimamente los tigrillos se han puesto de moda y los hay más cremosos o crocantes; me gustan más los no tan cremosos.

Por ahí a media mañana ya nos encontramos tortillas de verde, maíz, a veces de yuca, siempre rellenas de queso, que se preparan asadas en sartén o plancha, pero las mejores son las que vemos en unos hornitos pequeños que siempre las mantienen calientes.

Los corviches también están en nuestro mapa gastronómico, que aunque son de nuestros hermanos manabas ya los hemos adoptado como propios; hay muy buenos por toda la ciudad, que son primos de los muchines, que también son una delicia sea con miel o ají.

Publicidad

Las torrejas de choclo y maduro asado son mis favoritos, nada más sencillo y rico, siempre acompañadas de queso fresco, son tradicionales aquellas por la zona de Puerto Hondo, cerca del peaje de la vía a la costa.

Las tardes guayacas son infaltables con el sánduche de chancho, bien jugoso en pan enrollado, con su cuerito crocante, poca cebolla para mí, y el jugo del asado del chancho, ¡ah! y con una cola rosada.

En fin, tenemos la suerte de contar con muchas opciones para pasar el hambre o tener un aperitivo en la mañana o tarde, siempre acompañado de una de esas salsas criollas de ají que nos gustan unas picantes y otras no tanto.

Les dejo la receta de uno de estos deliciosos piqueos, el bolón, que puede ser muy sencillo, pero tiene su truco.

Ingredientes:

- 1 plátano verde

- 1 plátano maduro

Publicidad

- 1 lonja de cerdo con carne (unos 500 gramos)

- 1 taza de queso criollo

- Aceite de girasol

- Sal

Preparación:

- Picar la lonja de cerdo en cubos

- Cubrir con agua y poner a cocinar hasta que el agua se evapore.

- Luego bajar el fuego e ir dorando hasta conseguir los chicharrones, colar la manteca y reservar.

- Pelar el plátano verde y cortarlo en trozos pequeños como para hacer patacón, cocinarlos en aceite de girasol a 140 grados por unos 5 minutos hasta que estén blandos, algo dorados pero no muy crocantes.

- Asar el plátano maduro pelado en el horno a 180 grados por unos 20 minutos hasta que esté cocido y dorado.

- Machacar el plátano verde cocido en una batea o un tazón, agregar un poco de manteca de chancho caliente y de a poco el maduro asado desmenuzado, para después sazonar con sal.

- Agregar los pedazos de chicharrón, queso troceado y con la mano ir dando forma al bolón.

- Se puede dorar ligeramente al final en el horno en una sartén con manteca de chancho.