La Constitución determina que el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) de Ecuador está integrado, a su vez, por cuatro subsistemas: estatal, autónomo descentralizado, comunitario y privado. En ninguno de estos se encuentran las llamadas Áreas de Protección Hídrica (APH) y por esto que el Gobierno quiere preguntar al país si se está de acuerdo con que se incorpore un subsistema de protección hídrica al SNAP, enmendando la carta magna. Esta pregunta está dentro de las ocho que, de darse la aprobación de la Corte Constitucional, se le consultarán a los ecuatorianos en las próximas elecciones seccionales.

No existe norma constitucional que incluya a las áreas de protección hídrica en el SNAP o dentro del régimen de áreas protegidas expresamente”, indica el anexo de la pregunta. La Ley de Recursos Hídricos sí detalla las funciones de las APH y, en su artículo 78, afirma que son parte del SNAP, pero tampoco las incorpora específicamente a uno de los cuatro subsistemas existentes.

Ecuador registra 67 áreas protegidas y 15 zonas de conservación hídrica, ¿por qué son importantes estas figuras para cuidar la naturaleza?

Al no estar en ningún subsistema, afirma el Gobierno, las APH no reciben ninguna asignación presupuestaria. Esto ha provocado ausencia de un modelo de gobernanza, financiamiento y sistemas de participación en su implementación; peligro de un desabastecimiento de recursos hídricos; y susceptibilidad al mercado criminal y los delitos ambientales.

Publicidad

Actualmente Ecuador registra 16 APH. Sin embargo, el 39 % del territorio nacional está conformado por zonas ricas en recursos hídricos, donde existen ecosistemas frágiles como los páramos y humedales que necesitan ser conservados, según un informe del Fondo para la Protección del Agua.

Ponce-Paluguillo, ubicada entre Pichincha y Napo, fue la primera APH, designada por la extinta Secretaría del Agua en diciembre de 2018. Para la declaratoria se necesita una solicitud, que puede ser presentada por cualquier persona, comunidad o de oficio, acompañada de una delimitación técnica y tener el enfoque de protección de cuencas hidrográficas.

Además, debe ser una zona delimitada donde haya fuentes de agua que se consideran “como de interés público” para su mantenimiento, conservación y protección. Estas fuentes también deben abastecer el consumo humano o garantizar la seguridad y soberanía alimentaria.

El área de protección hídrica Santa Rosa abarca una superficie aproximada de 4.050 hectáreas con una altitud entre 162 a 1.860 metros sobre el nivel del mar y se encuentra ubicada al sur este del cantón Santa Rosa, El Oro. Foto: Archivo

La conservación de estas áreas está ligada a un proceso de corresponsabilidad, es decir, que compete a todos los actores implicados en la cuenca hidrográfica que se busca proteger: Estado, gobierno autónomo y comunidad.

Publicidad

Con área de protección hídrica Santa Rosa se busca preservar fuentes de agua en El Oro

Augusto Granda, presidente de la Asociación de Guardaparques del Ecuador, no cree que integrar las APH al SNAP ayudaría, ya que solo se estaría formando un subsistema de papel. Afirma que la cantidad actual de personal que trabaja en el SNAP es muy bajo y que si se llega a integrar otro subsistema sin incorporar técnicos e implementos la conservación de esas zonas estaría en riesgo.

Se debe contratar personal calificado para este subsistema si lo llegasen a crear. Estas áreas deben ser sostenibles”, dice. Indica que antes de crear un nuevo subsistema se debe potenciar el SNAP a través de un servicio de áreas protegidas adscrito a la autoridad ambiental nacional, pero con autonomía.

Primero hay que fortalecer las acciones sobre lo que ya tenemos antes de pensar en otro subsistema. Si bien la figura de APH es buena, con buena intención, loable porque se busca la conservación, hay comunidades que no están de acuerdo con esta figura. Además, esta pregunta no viene a dar solución a las problemáticas actuales más bien las profundizará si no viene con los recursos adecuados”, asegura.

Áreas de Protección HídricaProvinciaSuperficie en hectáreasAño de creación
Ponce-PaluguilloPichincha-Napo4.260,632018
KayambiPichincha9.920,562018
Chini-DélegCañar-Azuay2.119,742019
Río Pindo GrandePastaza229,492019
Mojandita-CurubíImbabura-Pichincha549,732020
San IsidroCotopaxi1.091,982020
Santa RosaEl Oro4.665,632021
Huambaló-La MoyaTungurahua158,842021
Río GarrapataManabí1.143,022021
Norte del EcuadorCarchi30.542,722021
MojandaPichincha6.097,032021
San Jorge de PatateTungurahua215,132021
TeligoteTungurahua198,102021
San Simón de Quinllunga-GuarandaBolívar556,582021
Santa ElenaCotopaxi166,502021
SimiatugBolívar4.092,782022

Si bien el Gobierno afirma que no existen asignaciones para las APH, tampoco define cómo estructurará un presupuesto de aprobarse la pregunta. De hecho, reconoce que ‘no existen muchos estudios empíricos en el mundo acerca de los costos financieros y económicos respecto a los recursos hídricos por lo que se convierte en un desafío determinar con exactitud la inversión requerida para su protección’.

Publicidad

Y esto, según Granda, deja “claro” que no hay financiamiento y que lo más probable es que “se van a tomar los pocos recursos que tiene actualmente el SNAP y los dividirán para sacar presupuesto para el nuevo subsistema. Con eso van a disminuir la capacidad de gestión”.

Gustavo Manrique, ministro del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, destaca la figura de las APH y afirma que son parte de las “credenciales de conservación” que tiene el Gobierno: “Las APH deben formar parte del SNAP, ya que la norma no establece a qué subsistema pertenecen, y no conforma un subsistema en sí mismo debido a que su extensión y su cauce natural, incide en varios de los subsistemas; por ello, es necesario enmendar la Constitución para darle esta protección máxima que requiere el recurso hídrico”.

Es importante diferenciar, según Manrique, a las APH, ya que estas no son como humedales, bosques y vegetación protectores. Además, se aumentará la garantía de protección de las áreas de protección hídrica al ser parte de un subsistema del SNAP, haciendo que ninguna actividad extractiva de recursos naturales se pueda realizar en esta.

Esta medida es esencial para poder combatir el crimen organizado y las actividades extractivas ilegales, especialmente la minería ilegal. Las APH pueden traer beneficios dando cabida a la creación de fuentes de trabajo por medio del turismo, que de igual manera deberán ajustarse a los parámetros que requiere en términos de conservación en donde converjan el turismo y las áreas protegidas pertenecientes al SNAP en el Ecuador”, afirma.

Publicidad

Según el funcionario, la meta gubernamental es alcanzar 284.000 hectáreas de protección hídrica hasta 2025, ya que el agua se considera un recurso estratégico que se debe cuidar. Aunque no precisa cómo se obtendrá el financiamiento para las mismas. (I)