Edificios y viviendas cuyos diseños y materiales de construcción son sostenibles son cada vez más frecuentes en el mercado ecuatoriano. Espacios verdes, terrazas, balcones, jardines verticales también son parte de las propuestas que buscan minimizar la huella de carbono. Este giro verde en el concepto de edificación ha permitido que varias empresas nacionales obtengan premios o reconocimientos medioambientales.

De hecho, varias constructoras e inmobiliarias cuentan con certificaciones ambientales como la otorgada por la Corporación Financiera Internacional conocida como EDGE (Excelencia en el Diseño para Mayores Eficiencias, por sus siglas en inglés) o la Certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés), que permiten avalar edificaciones sostenibles.

En Ecuador las viviendas sostenibles están en auge, ¿cómo acceder a un crédito para adquirirlas?

Por ejemplo, Proaño Promotora Inmobiliaria tiene la certificación EDGE que avala al edificio XOE que se construirá próximamente en Quito. La edificación tendrá procesos y equipamientos que permiten la reducción del consumo de agua y energía, se redujo el número de estacionamientos, se aumentaron áreas verdes y promulga el uso de la bicicleta como medio de transporte.

Publicidad

La sostenibilidad en la construcción dejó de ser una tendencia para pasar a ser una necesidad. Nuestras ciudades van a seguir creciendo, no hay forma de frenarlo, pero sí hay forma de decidir de qué manera va a ser ese crecimiento. Las empresas que ya implementan todos los procesos necesarios para el aprovechamiento eficiente de los recursos naturales y la reducción de emisiones de CO2 en nuestros asentamientos, son clave para asegurar la preservación de los recursos de la generación presente como las futuras”, dice Joan Proaño, vocero de la empresa.

El ejecutivo indica que una casa no es solamente una unidad habitacional por sí misma, sino también la suma de espacios que permiten generar comunidad. Es por esto que se debe planear la construcción de edificios, casas o ciudadelas con el uso de materiales sostenibles y un plan de manejo de desechos, analizar su vida útil, a través de sistemas que promueven hábitos sostenibles entre sus habitantes.

La promotora inmobiliaria Innovum también logró la certificación EDGE para la construcción del Hotel Courtyard by Marriott en Playas. Se prevé que consuma 20 % menos de energía eléctrica y de agua. También usará paneles solares en el alumbrado público camino al hotel. Se utilizarán materiales que reduzcan el calor que emana el sol en las habitaciones para que los huéspedes no enciendan demasiado el aire acondicionado.

¿Cuál es la importancia de obtener la certificación de carbono neutro para las empresas ecuatorianas?

Para la elaboración de materiales de construcción también se ha implementado el concepto de sostenibilidad. La cementera Holcim, por ejemplo, tiene un portafolio de cementos ecológicos que ofrecen hasta 50 % menos de emisiones de CO2. La empresa también ha logrado la certificación de carbono neutro en varios de sus productos.

Publicidad

Además, en julio de este año presentó su nueva identidad corporativa con el fin de acelerar el crecimiento ecológico y rentable de todos sus segmentos impulsado por la sostenibilidad y la innovación.

En julio pasado la cementera Holcim presentó su nueva imagen corporativa que refuerza su compromiso con la sostenibilidad. Foto: Archivo

En tanto, la empresa cementera Unacem Ecuador tiene el reconocimiento como empresa ecoeficiente, que otorga el Ministerio del Ambiente, debido a que logró la reducción de utilización de combustible fósil, de consumo de hierro, de energía eléctrica y por el acondicionamiento y reutilización de agua de proceso para la elaboración de cemento.

También tiene el reconocimiento a las Buenas Prácticas Ambientales de Desarrollo Sostenible Pacto Global de las Naciones Unidas, entre otras distinciones ambientales. Además, en julio de este año, suscribió un acuerdo con el Ministerio del Ambiente para el fortalecimiento de la producción y consumo sostenible, con el cual se compromete a mantener y potenciar sus acciones para mitigar el cambio climático, a través de buenas prácticas industriales.

Las empresas estamos llamadas a crear valor y contribuir al bienestar de las generaciones presentes y futuras. No existe desarrollo si no se contribuye al crecimiento del entorno y al cuidado del planeta”, dice Patricio Díaz, gerente de Ecología Industrial y Ambiente de Unacem.

Publicidad

Los procesos de producción de Unacem han sido diseñados para aprovechar al máximo los residuos. Foto: Cortesía

Proaño y Díaz concuerdan en que actualmente la sostenibilidad se ha convertido en un pilar fundamental de las compañías del sector de la construcción y por eso la gestión ambiental, económica y social debe ser la adecuada para el uso eficiente de los recursos, la promoción de una industrialización sostenible, hasta la aplicación de productos para contribuir al crecimiento y desarrollo de las ciudades.

“Apostar a la sostenibilidad implica un costo para las empresas, pero no lo vemos como un gasto, sino como una inversión. La sostenibilidad siempre va a resultar rentable no necesariamente a corto plazo, pero sí al mediano y largo plazo”, afirma Proaño. (I)