Recientes investigaciones realizadas por expertos de la Universidad George Washington, en Estados Unidos, evidencian que caminar después de comer puede reducir los niveles de azúcar en sangre, que aumentan entre los 30 y 60 minutos después de la comida.

En una publicación de El País se explica que, para que la caminata sea efectiva, esta actividad debe ser de 15 minutos, a una velocidad de unos 4,8 kilómetros por hora (similar a la que debemos caminar para vivir más tiempo), es decir, a paso ligero.

Caminar y meditar al mismo tiempo: Una acción cotidiana que ayuda a reducir el estrés y favorece la salud mental

La investigación menciona también que caminar 15 minutos después de cada comida será más efectivo que dar un solo paseo de 45 minutos diarios.

Científicos alemanes han descubierto además que, a una velocidad de 4 km/h mejora la digestión, si se da un recorrido después de comer.

Otro de los beneficios es que también alivia el reflujo y la acidez, según un trabajo que analizó el pH del esófago después de dar un desayuno de huevos con beicon y café a los participantes, y pedirles que pasearan durante una hora al terminar de comer.

La técnica y rutina correcta al momento de caminar que te puede ayudar a obtener mejores resultados

Pero caminar de esta forma no solo disminuye el azúcar de nuestra sangre, además puede ayudarnos a bajar de peso, una conclusión que también se menciona en otro estudio realizado en la Clínica Yasuyo Hijikata de Osaka, Japón, que también menciona que hacer ejercicio luego de comer genera muchos más beneficios que sentarse o recostarse en el sofá.

Mientras que la caminata se hace popular por sus bondades luego de comer, tomar una siesta, por el contario, no es favorable, según algunos estudios. Caminar incluso puede ayudarnos a quitarnos ese sueño que aparece luego de que nos alimentamos.

Los errores más comunes que cometemos al salir a caminar

No obstante, otra investigación señala que, si seguimos con sueño luego de caminar, en ese momento la siesta no sería una mala opción, pero esta no debe pasar de 30 minutos para que sea beneficiosa. (I)