Un capa dura en unas secciones de los pies, que en algunos casos puede llegar a ser dolorosa, se presenta habitualmente en varias personas que generan fricciones en la planta de los pies con el calzado, esto es lo que se conoce como callos, también llamado hiperqueratosis.

El tratamiento es diverso, sin embargo, hay algunos caseros que no siempre funcionan. Las diversas soluciones que comúnmente se recomiendan son utilizar medicamentos para quitarlos, recortar exceso de piel por un profesional, usar plantillas y aplicar diversos ingredientes naturales.

Piedra pómez es sugerida para eliminar callos en los pies.

“Los callos son capas duras endurecidas de la piel con la queratina que se hacen en los puntos de presión... Son defensas del cuerpo y en personas con diabetes sí es un poco riesgoso ya que a ellos se le puede presentar úlcera, generalmente no son peligrosos para las otras personas, pero al usar ciertos químicos sí pueden causar lesiones”, explicó la podóloga Shirley Mora.

Los tratamientos naturales para la eliminación de los callos son:

Publicidad

  • Piedra pómez
  • Limón y ajo
  • Cebolla, limón y sal
  • Tomate
  • Manzanilla

¿Funcionan los métodos naturales para remover los callos?

La especialista señala que es recomendable una vez al mes ir al podólogo ya que allí se determina la causa para la formación de los callos evaluando el tipo de calzado que se usa, es decir, una historia clínica.

Con respecto a los métodos naturales, Mora especifica que en el caso de la piedra pómez, esta actúa como una lima, sin embargo, puede ser peligrosa ya que si se excede de la capa de piel adecuada se pueden provocar heridas que compliquen situaciones en pacientes diabéticos, hipertensos o con problemas vasculares.

En tanto que con la manzanilla y los diversos zumos especifica que en sí no tienen un efecto curativo sino más bien reblandecen el callo ocasionando que las personas se lo saquen y generen lesiones sin que se solucione el problema de la pisada. Alerta sobre la venta de productos sin necesidad de receta médica que provocarían lesiones.

“Este tipo de ácido es muy peligroso sea para pacientes con diabetes o para público en general, porque hacen quemaduras de primer y segundo grado y en pacientes con diabetes provocan las úlceras”, dijo Mora.

Tampoco recomienda el uso de plantillas genéricas, sino aquellas que sean determinadas por el especialista y así se verá un proceso en la aparición de estos.

“No todo lo que sale en internet es verdadero ni creer en lo que dice la vecina porque cada cuerpo es un mundo distinto, si a usted le hizo bien un tratamiento a otra persona no y se le envía otro”, señala la especialista, que también indica que los pacientes acuden al podólogo una vez que el cuadro se ha complicado. (I)