A los estadounidenses les encanta la Big Mac por su sabor, pero ¿saben realmente cuáles son sus ingredientes?

Por si no sabías, las famosas hamburguesas Big Mac de McDonalds en Estados Unidos cuentan con 54 ingredientes en la receta original.

El portal web Food Insider ha logrado examinar cada uno de los ingredientes de este emblema alimentario que tiene la cadena de comida rápida, a través de un video. Sin embargo, se advierte que el experimento no consiste en intentar realizar la receta en casa, pues la fórmula de la famosa hamburguesa de McDonalds es todo menos parecido a una receta típica de la abuela.

Dicha hamburguesa contiene en su lista de ingredientes muchos productos químicos que no se encuentran en la cocina convencional y de los cuales se requiere a un experto que se encargue de las medidas exactas. Un claro ejemplo de esto es sulfato de aluminio potasio el cual al ser disuelto en agua puede tornarse en un ácido corrosivo.

Aparte de esto, tiene ingredientes más tradicionales, pero aun así no tan usuales en los comensales, como por ejemplo la lecitina de soja, que aunque es considerado de consumo seguro, ayuda a mantener el producto como por ejemplo el queso y la salsa.

Otro ingrediente es el Tween que no es otra cosa que una marca comercial del polisorbato 80. Este es el ingrediente más controversial ya que, según el portal, puede incrementar las posibilidades de padecer infertilidad o cáncer al colon.

El sirope o jarabe de fructosa también entra como uno de los ingredientes de la Big Mac, pero por su alto contenido de glucosa, se las puede conseguir a nivel industrial.

Por otro lado, los pimientos incluyen agua, vinagre, sal, cloruro de calcio, polisorbato 80 y extractos de cúrcuma. El cloruro de calcio podría llegar a ser peligroso, causar mucha sed, dolor de estómago y presión arterial baja.

Food Insider enseña en un video de 17 minutos con 10 segundos todo el proceso de elaboración de la Bic Mac y expone que hasta el pan contiene productos que están destinados a la elasticidad del gluten. Solo la lechuga y la cebolla que contiene el plato más emblemático de la cadena de comida rápida estadounidense es natural y no tiene ningún aditivo químico como el resto. (I)