El presidente del Tribunal Contencioso Electoral (TCE), Arturo Cabrera, alertó a la Asamblea Nacional y a la Corte Constitucional (CC) sobre la postura de la vocal Sofía Almeida, del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), de pretender “ilegalmente terminar anticipadamente” sus funciones y de su colega Patricia Guaicha.

El CPCCS preveía ayer resolver sobre una moción planteada por Almeida el 18 de septiembre para que se analice el periodo en funciones de los dos jueces. Por una moción del consejero David Rosero y que tuvo el apoyo de cuatro vocales, se postergó su tratamiento para la próxima semana.

Almeida enfureció y recalcó que están prorrogados desde el 2018. “La suplencia es al cargo, no se puede suplir temporalmente y regresar cuando le da la gana”.

Cabrera en oficios a la Asamblea y a la CC, aclaró que fue electo –junto con Guaicha– en un concurso público para el periodo de noviembre del 2016 hasta octubre del 2022.

Les indicó que la “pretensión de Almeida no tiene fundamento legal”, y que al “desconocer” el periodo de elección se afecta el dictamen de la CC en el que se blindaron las decisiones del CPCCS transitorio.

Les recordó que en agosto pasado se observaron “hechos similares” en el CPCCS, que produjeron la censura del extitular José Tuárez, y otros tres consejeros. (I)