La vicepresidenta del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, Sofía Almeida, insiste en que su colega Christian Cruz debe renunciar a la dignidad de presidente "porque ha perdido probidad", tras conocerse presuntas irregularidades en la obtención de su carné de persona con discapacidad, que están ya en etapa de investigación en la Fiscalía General, la Asamblea Nacional y hasta la Contraloría del Estado. La consejera afirma que el Consejo es un órgano que está en "acefalía" porque en la última semana no ha podido sesionar por supuestos problemas tecnológicos y además que se encamina sin un plan de trabajo.

¿Cuál es el siguiente paso después de que le solicitaron la renuncia, pero Cruz se niega a responder a esa solicitud?

Hemos pedido la renuncia, hemos enviado los documentos a la Fiscalía y a la Asamblea para que revisen las denuncias al presidente. Hemos esperado que él entregue los documentos al pleno para conocerlos. Pero no lo ha hecho, presentó un video y solo de forma verbal se pronunció. Esperamos que las entidades investiguen.

Las denuncias a Cruz están golpeando la imagen del Consejo. ¿Se está volviendo en una entidad ingobernable?

Publicidad

Cruz ha perdido toda probidad notoria, un requisito mínimo para ser consejero, y más aún para un presidente que representa a un organismo que lucha contra la corrupción. Está cuestionado por la ciudadanía, tanto por su carné, como por otros documentos que ha presentado para postular al cargo. La imagen de la institución está mermada. Por eso estamos alzando la voz, y decimos a la ciudadanía que estamos para trabajar y vamos a buscar transparencia.

El expediente sobre el carné ha llegado a la Asamblea, a la Fiscalía. Pero, mientras esto se investiga cómo van a actuar frente a este conflicto institucional.

Espero que podamos sesionar y tomaremos las resoluciones pertinentes. Se ha apelado la presidencia y en dos ocasiones no permitió la votación. No acepta la voluntad del pleno. Nos cierran los micrófonos a las consejeras cuando queremos hablar. No nos permite votar porque no considera que lo que decimos es correcto. Hay discordia. Son sesiones intensas que no han conducido a más que dañar la imagen del Consejo. Creo que Cruz debería tener más coherencia entre lo que dice y hace. Por ejemplo, en el Consejo hay una investigación en curso sobre el tema de los carnés de discapacidad, hay una veeduría ciudadana creada, y él como está a cargo de la entidad en lo administrativo, del talento humano... no puede estar al frente porque le resta independencia al trabajo. No es ético. Él está siendo investigado y si continúa de presidente el informe perdería credibilidad, independencia y legitimidad, por ello debería tener esa claridad de dar un paso al costado mientras duran las investigaciones.

¿Cómo surgieron estas discrepancias, qué las motivó? Las sesiones se reducen a acusaciones de machismo o feminismo y se ofenden desde las dos partes.

Desde que ocupé el cargo de vicepresidenta he tenido discrepancias con el presidente. Le presenté mi plan de trabajo desde el día uno, y él simplemente lo ignoró. Y no solo el mío, sino el de varios consejeros; pero él tampoco ha presentado un plan de trabajo, en el que se pueda verificar que se está haciendo algo. No tenemos una ruta para encaminar la institución. Lo que se ha hecho ha sido por el trabajo de los funcionarios, y por los consejeros que mocionamos y aprobamos resoluciones en el pleno, pero no hay un plan de trabajo. En la elección de autoridades no hubo claridad sobre la terna para elegir al superintendente de Ordenamiento Territorial. Él no la entregó al pleno como debería ser, pasaron meses y no la presentó. Se aprobó un reglamento y desconocíamos que llegó la terna. Esto genera conflictos y nos ha causado malestar. Esta y otras acciones, como que hace reglamentos internos sin consultarnos, causan discrepancias. Yo nunca he salido a hablar improperios en su contra, porque considero que el Consejo está afectado. Pero ahora, con esto del carné de discapacidad y otras denuncias sobre los certificados que presentó para postular a la consejería, deslegitiman las acciones institucionales y por eso no puedo quedarme callada.

¿Han pensado en convocar a una sesión para elegir a un nuevo presidente, tomando en cuenta que el consejero Javier Dávalos tiene una postura crítica a Cruz?

Publicidad

Somos cinco los consejeros que votamos a favor de solicitarle la renuncia. Deberíamos tener en cuenta que Cruz está deslegitimado para el cargo. En el caso de la veeduría ciudadana para observar la asignación de frecuencias de radio (que efectúa la Agencia de Control de las Telecomunicaciones) nosotros no tenemos información. Cruz ha puesto un memorando interno para que la información no sea entregada directamente a los consejeros, sino que se entregue primero a él; y cuando le pido a él, tampoco me entrega. Entonces no podemos conocer sobre ciertas acciones y no nos permite actuar como corresponde. Él miente de una forma que sorprende. Incluso nos demandó ante la justicia por solicitarle la renuncia. Y sobre eso, no hay derecho vulnerado, porque así como lo elegimos le podemos solicitar su renuncia, porque él no cuenta con la probidad para dirigir el organismo. Somos los consejeros los que debemos tomar una postura, y cada cual tendrá su forma de ver las cosas, pero hay que actuar en el marco de las evidencias documentales que existen. Él obtuvo dos puntos cuando se candidatizó para el concurso del Consejo que hizo el Consejo Nacional Electoral en el 2009, y coincidencia, sacó su carné cuando se abrió el concurso...

¿Si él renuncia, usted ascendería a la presidencia?

La voluntad del pleno le está solicitando la renuncia. Y fui yo que en dos ocasiones lo mocioné para que sea presidente. Le di mi confianza, pero esa confianza se acabó con su accionar. El Consejo está viviendo una crisis más, y Cruz debería hacer, si tiene esta vocación de que haya un mejor desempeño, considerar lo que le solicitamos. A mí nunca me ha obsesionado la presidencia. Nunca he estado pidiendo el voto para ser presidenta.

¿Ha sido una decepción para usted la presidencia de Cruz?

Le perdí la confianza, y no se ha realizado lo que él dijo que iba a hacer en la institución. Las cosas se han hecho porque el pleno lo ha decidido, pero un plan de trabajo no hay. Voy a insistir que actúe como una persona debe actuar, cumpliendo con la normativa interna. No voy a permitir que él se pase por sobre la ley. (I)