Tres juristas y académicos piden cambios políticos y legales, antes de efectuar la reforma constitucional para implementar el sistema de la bicameralidad legislativa, como lo propuso el Comité por la Institucionalización Democrática.

La propuesta de este colectivo es que en una segunda vuelta se elijan 30 senadores con representación nacional por cuatro años y 89 asambleístas provinciales por dos años, que arrancaría con un representante por provincia y uno más por cada 200.000 habitantes.

El planteamiento es reducir de 137 a 129 asambleístas. No habría suplentes y se bajaría el número de representantes del exterior.

Publicidad

La mañana de ayer, la Comisión Ocasional de Enmiendas Constitucionales de la Asamblea Nacional recibió en una sesión virtual, a los académicos Santiago Basabe, Stalin Raza y Simón Pachano, en el contexto de la elaboración del informe para segundo debate del pleno del Parlamento para resolver sobre las reformas a la Constitución, en la que se plantea eliminar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) y darle independencia de la Función Judicial a la Fiscalía del Estado.

Basabe planteó a los legisladores que antes de aprobar una reforma de este tipo, se debería reformar el Código de la Democracia y reducir el número de partidos políticos en el país, a cuatro o cinco. "Plantear la bicameralidad sin una reforma, lejos de ayudar al país lo que hará es generar más conflicto. Hay que fortalecer la Asamblea que tenemos", opinó.

Pachano consideró que una de las desventajas es la "lentitud en el proceso de formación de la ley", pero sería "conveniente", por ejemplo, para evitar la "inestabilidad jurídica".

Publicidad

Indicó que en una de las Cámaras debería darse una elección con representación nacional y no solo provincial. "La votación no debería ser por distritos, sino por circunscripciones que no guarden esa división política administrativa. Que sea una representación más ciudadana y política. En la elección parlamentaria solo deben participar partidos nacionales, para convertir en espacios de alcance nacional y así evitar la fragmentación".

Para Raza la bicameralidad podría ahondar el 'hiperpresidencialismo' y "no favorece" al país.

Publicidad

"Mi posición es que la bicameralidad es absolutamente inconveniente. Me parece que esto es relleno, para adornar la propuesta de reforma para eliminar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social", dijo.

A su criterio, esto podría "abonar el hiperpresidencialismo", porque se amplía la capacidad de la Función Ejecutiva para el debate y conocimiento de las leyes, por lo que planteó revisar la votación del pleno de la Asamblea sobre los mecanismos de formación de la ley.

"Si la idea es que tenemos que fortalecer la Función Legislativa, se debe tener cuidado de la capacidad de colegislador del Ejecutivo. Si se mantiene que la mayoría de los dos tercios del pleno procede para la insistencia del veto parcial, no estamos abonando. Va a ser difícil de conseguir los dos tercios para insistir en el proyecto objetado por el presidente de la República". (I)