En los exteriores de TC Televisión se montó una mesa larga con manteles de diseños navideños. Un grupo de exempleados de los medios incautados se reunió allí para un desayuno por la Navidad, a la intemperie.

No había leche chocolatada, ni panetones costosos, ni menos aun raciones de pavo. Solo platos con unas cuantas galletas de sal y un solo pan de Pascua económico. Los adornos de la mesa eran platos con fotos del presidente Lenín Moreno y del ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena.

Los extrabajadores efectuaron ese desayuno simbólico para recordar ayer que, por tercer año consecutivo, pasarán la Navidad y Año Nuevo sin haber cobrado sus liquidaciones y sin acceso a los beneficios del IESS por la deuda pendiente.

"Somos muchas familias que estamos en la calle, que estamos pasando hambre", lamentó Byron Robles, quien trabajó en Cablevisión, empresa que junto a Uminasa, Súper K800, Carrusel y otras fueron incautadas por el régimen de Rafael Correa.

Publicidad

Esas empresas de comunicación, que pertenecieron a exbanqueros, fueron asumidas por el Estado como negocios en marcha, pero la mayoría entró en liquidación.

Gastón Arana, un extrabajador con discapacidad que laboró doce años en Cablevisión, señaló que lleva dos años y ocho meses sin recibir su liquidación. Él dijo que sobrevive con los trabajos esporádicos que le salen como electricista. "Queremos que el Gobierno se sensibilice y nos cancele para montarnos un negocio", indicó.

En el grupo de exempleados que esperan sus pagos están personas con enfermedades crónicas y catastróficas, así como personas con discapacidad y de la tercera edad.

Rodolfo Enríquez, quien laboró en radio Carrusel por ocho años, tiene pendiente recibir el 80 % de su liquidación. Él está vendiendo pizzas y pan para poder sostener a su familia, aunque eso resulta insuficiente.

"No me abastece, es algo artesanal para subsistir", afirmó Enríquez, quien pidió al Gobierno cancelar el pago de las sabatinas, que se debe a las radios incautadas, para cubrir sus liquidaciones.

Medios Públicos EP ha aleagado en varias ocasiones que no puede proceder a los pagos debido a que esos medios tienen carácter privado.

Publicidad

"Cuando a ellos les conviene somos incautados, cuando a ellos les conviene somos del Estado, cuando les conviene somos privados", cuestionó Alexandra Zambrano, extrabajadora de Uminasa, editorial que manejaba revistas.

Otros extrabajadores tenían la esperanza de una reforma a la Ley de Compañías, que supuestamente contendría una transitoria para autorizar el pago de sus liquidaciones y la deuda con el IESS. El ministro de Telecomunicaciones mencionó esta posibilidad a inicios de diciembre.

Ese planteamiento, sin embargo, no llegaba aún a la Asamblea, según Margarita Constante, exempleada de Súper K800.

Ante un consulta efectuada por este Diario sobre esta propuesta, el Ministerio de Telecomunicaciones indicó que "al tratarse de una reforma, el envío a la Asamblea lo hace la Secretaría Jurídica de la Presidencia". (I)