Para Paola Gómez su nueva agenda se ha convertido en su mejor aliada financiera para este 2021. Ella decidió en diciembre pasado que desde este mes anotará todos sus ingresos y gastos, y que eliminará las compras innecesarias.

Afirma que no estaba acostumbrada a sentarse y escribir valores, algunos que suma y multiplica y otros que resta y divide. Dice que la pandemia le está dejando la lección de ser organizada en todo sentido.

“La situación económica es difícil y ha hecho que los ingresos se reduzcan más de la mitad. He decidido cortar los gastos innecesarios y he decidido incrementar el ahorro. Anoto todo en mi agenda”, indica.

Paola escribe por orden sus finanzas. Inicia con los ingresos, luego con los gastos, después con los gastos innecesarios: de ahí saca un valor para el ahorro; y también anota las nuevas prioridades, como un seguro de salud y otro de su vehículo, que recientemente adquirió.

Publicidad

La agenda o un cuaderno son unos de los elementos más tradicionales para organizar las finanzas personales. En el mercado existen agendas que incluyen varias páginas, con el paso a paso de este orden de ingresos y egresos; pero también hay otros mecanismos, como aplicaciones móviles, archivos de Excel y programas financieros bancarios.

Guillermo Granja, experto financiero, indica que todas las alternativas son adecuadas, pero sin duda la más usada es la agenda o el cuaderno.

“La manera tradicional de hacerlo es con un cuaderno o agenda donde se detallan los ingresos y los gastos proyectados; asimismo, una hoja de cálculo facilita la forma de hacerlo. Pero en definitiva la tecnología hoy forma parte del quehacer diario y dentro de esta solo es necesario anotar el concepto del gasto, por ejemplo, 'servicios básicos' y el origen de los ingresos, como podría ser sueldo, y la aplicación inmediatamente le da el reporte de los saldos y cuánto le quedaría para el ahorro”, explica y añade llevar estos controles a diario.

Con esto concuerda Francisco Nazati, jefe de Banca Personas de Banco ProCredit, quien señala que las aplicaciones móviles sin duda sirven para administrar el dinero.

“Saber dónde se están gastando más recursos y dónde se puede ahorrar. Todo recurso que se use es bueno, siempre que este sea constante; si este solo se usa los primeros días o meses y luego se lo deja de lado, no tendrá el efecto deseado”, apunta.

Tanto en Google Play Store como en Apple App Store hay diversas opciones de apps, como Spending Tracker, que lleva más de un millón de descargas.

Publicidad

La app permite añadir diferentes fuentes de ingreso, ya sea sueldos u otros depósitos, así como también ubicar los montos en categorías: transporte, alimentos, arriendos, servicio de televisión pagada, internet y demás.

Mis Finanzas es una de las aplicaciones móviles para organizar el capital. Foto: Belén Zapata Mora.

Expense Manager, Fintonic, Whallet, Mobills, Control de Gasto, Mis finanzas, Monefy son otras apps muy usadas. Pocas solicitan correos electrónicos o sincronizarse con una cuenta de Facebook.

Norman Espinel, gerente comercial regional de Fiducia, indica que usar programas de computador es otra alternativa, como los archivos de Excel. Crear celdas acorde a la planificación financiera, que pueden ser sombreadas en colores. También se pueden sumar valores rápidamente y diseñar barras estadísticas, unas hasta en 3D.

En tanto, las entidades bancarias cuentan con programas para organizar las finanzas. En Banco ProCredit tienen una cuenta corriente sin cheques que se puede crear desde el sitio web o app. Esta cuenta va asociada a una cuenta de ahorros llamada FlexSave, la cual paga la tasa de interés del 3,5 % anual. No se requiere monto mínimo para usarla y con este mecanismo se lleva un orden en los ingresos, salidas de capital y monto ahorrado.

Y en Fiducia cuentan con la app Mi Fondo, que permite organizar fondos de inversión desde montos pequeños. “A través de esta app todos los ecuatorianos pueden acceder a invertir en el mercado de valores para así cumplir sus metas de corto, mediano o largo plazo”, apunta Espinel. (I)