Desde hoy a las 00:00 empezaron a regir los nuevos precios de las gasolinas extra y ecopaís: $ 2,55 y del diésel: $ 1,90. La subida de precios vino acompañada del anuncio de que se suspenden los incrementos mensuales de los combustibles que se llevaban adelante de acuerdo con el sistema de bandas establecido en decreto ejecutivo 1054 del gobierno de Lenín Moreno.

La decisión fue anunciada ayer hacia el mediodía por parte del presidente Guillermo Lasso, en medio de un ambiente político inestable, por el riesgo de que se rompiera el diálogo con los transportistas y que estaba enfocado en obtener un acuerdo de focalización de los subsidios. Adicionalmente, ayer la Conaie discutía en Colta medidas a tomar con respecto al incremento de los precios de los combustibles.

El presidente justificó su decisión indicando que busca “brindar estabilidad a los bolsillos de los ecuatorianos, ejecutando acciones que continúen con la reactivación y creación de empleo, especialmente para los más pobres” .

Sin embargo, varios analistas consideran la medida un retroceso, pues se deja insubsistente el camino hacia la eliminación de los subsidios a los combustibles, lo que se considera regresivo y antitécnico.

Publicidad

Para Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, la medida significa dar marcha atrás. “Un retroceso enorme en algo que ya se había logrado”. En primera instancia se quita un efecto pedagógico que se creó por efecto de las bandas, frente a la población, que ya se estaba acostumbrando a pagar los precios con base en la variación del mercado internacional. Adicionalmente, se había terminado con la carga nociva que representaba para un gobernante ser el que decida o no el incremento de los precios. Ahora, la responsabilidad vuelve al Ejecutivo. Con las bandas, era una decisión tomada con base en una fórmula, dijo.

Los dueños de las gasolineras esperan el decreto ejecutivo que oficializa las medidas del gobierno. Foto de Jorge Guzman  Foto: El Universo

De acuerdo con Acosta Burneo, el Gobierno sí tenía otras alternativas como, por ejemplo, reducir el porcentaje de variación de las bandas, que ahora estaba en 5 % para gasolinas y 3 % para diésel a 1 %; o incluso bajar los precios, pero siempre mantener dichas bandas.

Luis Espinosa Goded, catedrático universitario, indicó que los subsidios a los combustibles son una de las políticas más nefastas porque incrementan la desigualdad y son injustos. Sin embargo, el sistema de bandas había empezado a solucionar el problema, pero ahora lastimosamente el gobierno de Guillermo Lasso está tomando una medida para reactivar el problema.

Explicó además que un gobierno debe llegar a acuerdos, pero dijo que esta medida no ha venido acompañada de ningún anuncio de acuerdo para, por ejemplo, aprobar la reforma tributaria. Más bien parecería que es a cambio de evitar un levantamiento violento. Para Espinosa Goded, un gobierno no puede ceder por ceder, y peor ante la violencia.

Adicionalmente criticó que estas medidas no avanzan en una política de libertad económica y más bien se inclinan por el intervencionismo del Estado que quiere controlar los precios de arroz, pollo, combustibles… Para el experto, el Gobierno estaría cayendo en una suerte de pragmatismo en el que se hace lo que se puede.

De acuerdo con Oswaldo Erazo, director ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), su sector ayer se hallaba a la espera del decreto ejecutivo correspondiente. Para Erazo, el tema de la suspensión de las bandas no apoya la liberación de precios ni una libre competencia, que era lo que su sector esperaba. Recordó que los subsidios han generado muchas distorsiones y que han afectado las finanzas públicas, por lo que considera un retroceso la medida.

Publicidad

Entre tanto, las comercializadoras ya empezaron a enviar comunicaciones a sus miembros para explicarles el procedimiento para el nuevo incremento de precios. Por ejemplo, la comercializadora Petróleos & Servicios les informó que el precio vigente es el actualmente establecido entre el 12 de octubre y el 11 de noviembre y que este no se podrá cambiar sino hasta que rija un nuevo decreto.

El Ministerio de Energía y Recursos Naturales indicó que a través de Petroecuador, el Estado garantiza el normal abastecimiento de combustibles en el país. Las terminales trabajan regularmente para garantizar la provisión a las comercializadoras en el Ecuador. Adicionalmente se informó que la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables (ARC) ha activado de manera inmediata operativos de control en estaciones de servicio para verificar el expendio al precio oficial vigente.

Cifras de combustibles

1

Dólar costaba el diésel en junio del 2020, y al cabo de año y cinco meses llegará a $ 1,90.

1,75

Dólares era el precio inicial de las gasolinas extra y ecopaís, ahora costará $ 2,55

5

Era el porcentaje que podía incrementarse el precio de la gasolina cada mes. El diésel podía hacerlo en 3 %.(I)