Si el atún ecuatoriano no llega a ingresar al acuerdo comercial que Ecuador y México negocian, esto no traería consecuencias que lamentar para la industria atunera nacional.

Así lo detalló este viernes a Diario EL UNIVERSO Luigi Benincasa, director ejecutivo de la Asociación de Atuneros del Ecuador (Atunec), tras ser consultado sobre las declaraciones del presidente de México, Andrés López Obrador, el pasado jueves, en las que explicó las supuestas razones del lado mexicano que hasta ahora no han permitido llegar a un acuerdo con Ecuador respecto al atún, así como el camarón y el banano.

Presidente López Obrador afirma que aún no hay acuerdo con Ecuador para el ingreso del camarón, el atún y el banano a México

López Obrador aseguró que el atún se desarrolla desde el Perú y existe la queja de atuneros mexicanos de que no le permiten crecer y lo capturan de 5 kilos en Ecuador, lo que provoca que el recurso ya no llegue al pacífico mexicano, por lo que según el primer mandatario, se debe defender a los pescadores de México y a las industrias atuneras.

Publicidad

Ante esta aseveración, Benincasa precisó que se trata de un argumento que la industria atunera mexicana ha mantenido ante la Comisión Internacional responsable de la conservación y ordenación de atunes y otras especies marinas en el océano Pacífico oriental (CIAT). Sin embargo, añadió que dentro de las Organizaciones Regionales de Ordenación Pesqueras (OROP) se dieron varias discusiones a nivel científico y en el último foro se estableció que el impacto de las capturas del atún en Ecuador es mínimo.

Mientras, Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería, indicó que el presidente López Obrador está mal informado sobre los aspectos técnicos de la pesca, al señalar, por ejemplo, que al referirse a atunes de 5 kilos seguramente se trata de atunes en etapa juvenil.

Leone hizo algunas comparaciones entre las pesquerías de México y Ecuador. Indicó que México tiene una pesquería de atún de aleta amarilla asociada a delfines, un problema que es monitoreado por el Programa de Control de Importación de Mamíferos Marinos de la Comisión Interamericana del Atún, inconveniente que no tiene el Ecuador, aseguró.

“La pesquería nuestra es dolphin save (libre de delfines), nosotros pescamos de manera diferente. El atún es una especie migratoria y nada asociada a corrientes y temperaturas, no es que siempre viene del sur como dice él (López Obrador), no es tan correcto lo que dice”, corrigió Leone, quien añadió que Ecuador es el segundo productor de atún del mundo, con una producción de entre 560.000 y 600.000 toneladas al año, solo detrás de Tailandia.

Publicidad

Benincasa complementa las estadísticas al agregar que el principal socio comercial del Ecuador, en el atún, es la Unión Europea, adonde Ecuador destinó el 39,4 % de las exportaciones de atún de enero a julio pasado, seguido por Estados Unidos con el 25,52 %, Latinoamérica, 22,9 %, y el resto a otros países.

Sobre la importancia de la firma del acuerdo entre Ecuador y México, Leone indicó que se basa más bien en que el Ecuador pueda ser parte de la Alianza del Pacífico para que ingrese a las negociaciones entre Asia-Pacífico.

Tres gremios de Ecuador piden excluir a la pesca de las negociaciones del acuerdo comercial con México

“Una de las condiciones para poder entrar a esas negociaciones es que entre los países del lado del Pacífico deben tener entre todos un acuerdo comercial”, sostuvo Leone, quien reconoció que realmente el mercado mexicano, pese a ser muy importante por tener a 110 millones de habitantes, no es el objetivo de la industria ecuatoriana.

Leone explicó que México tiene una importante producción de atún que lo abastece internamente. “Hoy entramos a través del Acuerdo Parcial 29, libre de impuestos, pero tampoco es algo imprescindible como en su momento lo era el acuerdo comercial con Europa. Si el atún no entra en las negociaciones del acuerdo con México no pasa absolutamente nada”, expresó Leone, quien recordó que el sector le pidió meses atrás al presidente de la República, Guillermo Lasso, quedar fuera del acuerdo

Publicidad

Por su parte, el titular de Atunec coincidió con Leone al señalar que desde que se iniciaron las negociaciones se pidió que se excluyera al atún de los posibles acuerdos.

“Más aún cuando conocimos del anexo que se estaba trabajando para ser incluido en las negociaciones. De hecho, nosotros en junio de este año, como sector, enviamos un comunicado a las autoridades del Gobierno para pedir que se nos excluya de los posibles acuerdos por considerar que podrían resultar lesivos para nuestra industria”, expresó Benincasa.

El anexo al que hace referencia el dirigente atunero obligaría al sector pesquero ecuatoriano a reportar sus actividades al lado mexicano, las cuales ya están siendo supervisadas por la Comisión Interamericana del Atún Tropical, de la que México es parte. (I)