Que los supermercados y clientes internacionales, sobre todo los europeos y estadounidenses, paguen menos por el banano es una problemática con la que han tenido que lidiar los exportadores y productores de banano de Ecuador y de toda la región.

En Ecuador, el precio mínimo vigente es de $ 6,25 por caja para la exportación y los incrementos en los costos de producción: de materiales de empaque, fertilizantes, fletes, navieras y costos generados por las crecientes exigencias sociales ambientales y de cambio climático, COVID-19 y nuevas enfermedades como el Fusarium R4T han sumado presión al proceso productivo desde el 2021.

Este año se sumó el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que hasta el momento, de enero a julio pasado, solo a Ecuador le ha significado una pérdida de casi 4 millones de cajas de banano a esos destinos y en todos los mercados una caída de 7,15 %, con una reducción de 16,13 millones de cajas, con relación al mismo periodo del 2021.

Publicidad

Para José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), el problema de pagos en los supermercados y clientes internacionales se agudizó en este año. Explica que se debe a una política donde al banano, como se produce las 52 semanas del año, y es parte de la canasta básica en países europeos, se lo toma como ancla empujando precios bajos para atraer a los consumidores y que compren otras frutas, especialmente de temporada como: manzanas, peras, aguacates, mangos, etc.

Eso provoca una unificación del precio del banano siempre por debajo de las expectativas, a lo que se suma que entre el 2019 y el 2021, ha habido mayor oferta de banano que demanda.

El precio del banano depende de cada supermercado y según el último dato de la Comisión Europea, el promedio por kilogramo al por mayor de la fruta procedente de Latinoamérica es de $ 1,08, valor que está dos centavos de dólar por kilo por debajo del 2021, a la fecha actual.

La situación empujó a los productores y exportadores de banano de Ecuador, Colombia, Guatemala, Honduras, Panamá, República Dominicana y Costa Rica a firmar un Acuerdo Regional por la Responsabilidad Compartida el 27 de octubre del 2021, en Guayaquil, a través del cual solicitaron a los supermercados europeos, británicos y estadounidenses revisar los precios de la caja de banano de acuerdo con la realidad internacional de incremento de costes globales y las exigencias para alcanzar la sostenibilidad.

Publicidad

Bananeros de seis países firman acuerdo para exigir precio justo de la fruta en mercados europeo y estadounidense

Este pedido dio sus primeros resultados en noviembre cuando tres empresas del mercado norteamericano acogieron el pedido. Fresh Del Monte anunció el incremento de sus precios en $ 0,05 por libra de fruta, Dole incrementó en $ 1,61 por caja y Fyffes lo hizo en $ 1,60 por caja para los bananos convencionales.

Estados Unidos es el quinto destino de la fruta ecuatoriana a nivel mundial. De enero a julio pasado ese país disminuyó su nivel de importación de fruta ecuatoriana en -16,85 %, esto es 4,09 millones cajas menos, según cifras de AEBE.

Europa, el primer destino del banano ecuatoriano con el 26,66 % de participación, también refleja una reducción de los envíos del 11,70 %. A julio se enviaron 55,84 millones de cajas, en contraste con las 63,23 millones de cajas del 2021.

Pero este mes un nuevo anuncio desde el viejo continente renueva las expectativas del sector bananero regional de por lo menos alcanzar mejores precios para su fruta.

Publicidad

Esto, después que Aldi -una importante cadena alemana de supermercados de descuento con presencia en Europa y Estados Unidos- anunciara un nuevo enfoque de compra argumentando que son conscientes de que todas las partes interesadas de la cadena de suministro (incluidos los minoristas) tienen un papel vital que desempeñar en la creación de un sector bananero que sea social, económica y ambientalmente sostenible.

La cadena, que está presente en nueve países europeos con más de 70 plataformas regionales independientes, señaló que están implementando prácticas de compra más responsables y aumentando aún más la transparencia de los costos de producción.

Mercados internacionales empiezan a revisar el precio de la caja de banano con base en incrementos de costes globales

“Esta mejora en nuestro proceso de compra significa que los cambios críticos de costos y las fluctuaciones de costos que afectan a todas las partes interesadas de la cadena de suministro se pueden abordar mucho mejor juntos (por ejemplo embalaje, combustible o logística)”, informó la firma alemana en su página web.

Aldi explicó que recolecta regularmente los costos de producción de los productores de banano con certificación Fairtrade, un sello que significa que productores y empresas han cumplido los estrictos criterios sociales, económicos y ambientales; y los tomaría en cuenta como parte de su proceso de fijación de precios.

Publicidad

“Esto no implica pagar el precio mínimo de Comercio Justo Fairtrade por todas nuestras bananas, sino solo por las bananas certificadas Fairtrade”, dijo la minorista, que añadió que los cambios en los factores de costo que sustentan el Precio Mínimo de Comercio Justo Fairtrade se considerarán en su abastecimiento.

En tanto, reveló Hidalgo, el promedio de las exportaciones de banano ecuatoriano que han salido desde el 2019 hasta julio de este año con la certificación Fairtrade es de solo el 0,94 % del total.

Cifras recuentes muestran que de enero a julio pasado solo 871.760 cajas de la fruta, de un total de 208′139.540 de cajas que se exportaron a todos los destinos, contaron con el sello. En el 2021, 3′844.146 cajas de banano de 379′535.439 se exportaron con esa certificación. El titular de AEBE reconoce que las cifras representan solo un nicho, pero asegura que la importancia del anuncio de Aldi no radica en la certificación Fairtrade, sino específicamente en la metodología.

“Lo que estamos haciendo es que la metodología Fairtrade se tome como una referencia, no el sello en sí. Fairtrade lo que hace es un análisis de costos en cada uno de los países y de acuerdo a ese análisis fija técnicamente (el precio) de acuerdo al impacto que ha tenido cada uno de los países y las condiciones de competitividad que hay (...) y te da un premio adicional por tu sostenibilidad, que también es analizado de manera técnica”, explicó el presidente ejecutivo de Aebe

Por su parte, Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), recuerda que productores y exportadores se reunieron con varios clientes, entre ellos Aldi, en la feria Fruit Logistica, en abril pasado en Berlín, para pedirles que se aplique la responsabilidad compartida.

Añade que respetan las políticas de los supermercados de descuento y las estrategias para atraer a sus clientes, pero advierte que estos negocios deben entender que no pueden continuar pagando menos por la fruta porque no solo ponen en riesgo al banano latinoamericano; sino también a la misma producción europea y a la fruta en general de los productores de Europa.

“En agosto tuvimos la visita en el Ecuador de Franca Rodríguez, de parte de Aldi Sud, en la que nos comentó esta medida, la cual celebramos, y aspiramos y esperamos que otros supermercados sigan esta línea porque queremos entender que nos han escuchado y que hemos creado conciencia de que la sostenibilidad de la producción y la exportación de banano estaba en riesgo, incluso de abastecer a Europa y otros mercados, de continuar con estas políticas que se venían manejando”, sostiene Salazar.

Para Danilo Palacios, CEO de Corporación Palmar, con el anuncio de Aldi crecen las posibilidades de llegar a un precio justo a través de la responsabilidad compartida. Indica que Aldi tiene la capacidad de destinar los recursos para lograr cambios reales en las percepción del consumidor sobre la calidad del banano ecuatoriano y el esfuerzo que implica hacerlo sustentable.

“El nuevo enfoque de Aldi es contar con información de primera mano del exportador y productos sobre las complejidades y necesidades del negocio, lo que nos permite asegurar un volumen estable y progresivo a lo largo de los años y establecer un precio justo para cubrir las inversiones que necesitamos hacer para cumplir con las expectativas de todos”, explica el empresario en una publicación en la página de Aldi.

Bananeros de la región y autoridades alertan a Europa por bajos precios del banano que afectan comercio justo

Mientras, Hidalgo, quien también califica como positivo el anuncio de Aldi, indica que esperarán a que se materialice y se implemente en beneficio de toda la cadena de valor bananera no solo con Aldi sino con los demás supermercados, especialmente de la Unión Europea.

“Esperemos que no pasen de buenas intenciones. Lo que hay que resaltar es que el mensaje provenga de Aldi es positivo, ya que esta cadena forma parte de las cinco primeras con mayor cantidad de locales en esa zona geográfica, pero habrá que esperar qué dicen (otras cadenas como) Lidl, Edeka, Metro, Rewe, cuyas estrategias comerciales tienen incidencia también en esa zona”, señala el dirigente, quien adelanta que en el próximo Consejo Consultivo del Banano, en el que se fijará el precio de la fruta para el 2023, se debe manejar un precio que no le reste competitividad al país frente a sus competidores. “No podemos salir con un precio que esté muy por encima de países productores cercanos como Colombia, Costa Rica, porque eso nos alejará de los principales mercados. Sé que podemos llegar a ser competitivos y ese debe ser el objetivo inmediato”. (I)

.