Sabía que el consumo per cápita de café de un ecuatoriano es de aproximadamente 135 tazas, esto es tan solo 0,7 kilos, un promedio muy bajo si se compara con los principales consumidores de esta bebida que este 1 de octubre celebra su día internacional. Según Statista Consumer Market Outlook, el país más “adicto” al café es Finlandia con 8,2 kg por persona al año, seguido de Dinamarca con 4,4 kg.

El primer latinoamericano aparece en el cuarto puesto, Brasil, con 5,4 kg por habitante, que de paso es el mayor productor de café de la región y del mundo con 69 millones de sacas de 60 kg al año. En noveno lugar se ubica Colombia con 1,5 kg.

¿Dónde está Ecuador? Muy atrás, por tener uno de los rendimientos por hectárea más bajos de la región. En 2021 la Asociación Nacional Ecuatoriana de Café (Anecafé) estimó que la producción fue de tan solo 250.000 sacos de 60 kg, y aunque el café se produce en 23 de las 24 provincias del país, las principales zonas productivas se concentran en Manabí, Loja, Morona Santiago, Zamora Chinchipe y Pichincha.

Publicidad

Actualmente, aunque no existe un censo cafetero que ofrezca una cifra oficial, se estima que alrededor de 30.000 familias en el Ecuador viven de la actividad cafetera.

En este año, según Joseph Massoud, presidente de Anecafé, la producción en Ecuador se mantuvo en 250.000 sacos distribuidos entre café arábigo y robusta, sin embargo lamentó que esto no alcanza para satisfacer la demanda local.

“Hasta julio pasado 79.000 quintales fueron destinados a la exportación, cuyo destino principal fue Colombia. La demanda local de café para la industria de soluble y de café tostado y molido se estima en 260,000 quintales, lo que genera un déficit en el país”, analizó Massoud.

Producción cafetalera no cubre la demanda de la industria que debe importar 250.000 sacos al año

Las exportaciones, en cambio, sí muestran incrementos este año. Según el Viceministerio de Promoción de Exportaciones e Inversiones, de enero a junio, la última cifra disponible del Banco Central, el sector registró $ 48,3 millones en divisas por los envíos, un incremento del 36 % en comparación al mismo periodo del 2021.

Publicidad

La recuperación ya se reflejaba el año pasado cuando las exportaciones llegaron a $ 78,2 millones, $ 8,4 millones más que el 2020 cuando ingresaron divisas por $ 69,8 millones, tras una drástica reducción respecto al 2019, año prepandemia, cuando las exportaciones fueron por $ 80,1 millones, cifra que podría superarse a finales de este año y alcanzar los $ 97 millones, si se mantiene el promedio actual.

Así mismo en volumen, las exportaciones estuvieron por el orden de 12.914, 11.431 y 14.377 toneladas en 2019, 2020 y 2021 respectivamente.

Los últimos cinco años, los principales destinos de exportación del café ecuatoriano han sido: Alemania, Rusia, Colombia, Perú, Polonia y Japón; mercados donde el 84 % de las exportaciones ecuatorianas corresponden a café instantáneo, seguido del café verde en grano con un 14 % y el restante es café tostado en presentaciones grano y molido.

Mientras, los esfuerzos para levantar el sector dieron paso a una alianza público-privada para la creación del Clúster Cafetero, una iniciativa que, según indicó el Viceministerio, tuvo su primera convocatoria en 2021, pero hasta la fecha no se concreta.

Publicidad

“Este año estuvo contemplado su relanzamiento en junio con los actores del sector cafetero. Desafortunadamente, dado a los acontecimientos relacionados al paro nacional no fue posible”, se explicó desde la entidad estatal.

Massoud afirmó que Anecafé, así como varios actores del sector cafetalero fueron convocados a participar en los talleres para dar inicio al clúster.

“Participaron productores, industriales, tostadores y dueños de marcas locales, pero no se llegó a concretar un plan ni fuimos convocados nuevamente”, lamentó el dirigente, quien detalló que la expectativa de Anecafé con respecto a un clúster se basaba en redefinir la cadena productiva del café, teniendo así productores integrados y financieramente sostenibles.

“Hoy en día, buscamos que el Estado invierta en la zonificación del país y promueva la creación de una línea de crédito dirigida al sector que responda al ciclo productivo de este cultivo, es decir, créditos alrededor del 5 % con mínimo 3 años de gracia”, agregó.

Publicidad

Mientras, el Viceministerio reveló que se prevé activar el relanzamiento del clúster para octubre, con enfoque en el desarrollo de un plan de acción.

Las grandes empresas, como Nestlé con su marca Nescafé, también fueron convocadas al clúster. Alejandra Montoya, directora de Nescafé Ecuador, reveló que tuvieron conversaciones.

“Exactamente queremos ver cómo aportamos, porque tal vez Ecuador como mercado Nescafé, como mercado Nestlé, no es que tiene un portafolio 100 % ecuatoriano, pero tiene toda la expertis de una marca global tan fuerte como lo es en Colombia, en México, en Reino Unido, en Brasil”, expresó Montoya, quien destacó cómo la empresa inició este año un plan para resaltar al café 100 % ecuatoriano con su nueva línea Orígenes, que también esta presente en Brasil, Colombia, Reino Unido y otros países europeos.

Nescafé lanza café 100 % ecuatoriano de Galápagos y Loja

Orígenes tiene el propósito de rescatar los granos originarios de cada país. En Ecuador la primera edición denominada Nescafé Tradición Galápagos fue lanzada en julio.

“Orgullosos presentamos este café con granos 100 % ecuatorianos. Este café, la gran mayoría, se cosecha en la Isla San Cristóbal, en 1879, más o menos, se sembró la primera semilla de café”, sostuvo Montoya, quien aseguró que baristas con más de doce años de trayectoria a nivel mundial tuvieron excelentes comentarios para esta edición y algunos la colocaron como la segunda mejor del mundo, después del café suizo.

Ecuador exportó primer contenedor, de 17 toneladas, de café amazónico sostenible y libre de deforestación

Mientras, para octubre, se proyecta el lanzamiento de la segundo variedad de café de Orígenes de Ecuador, con el Nescafé Tradición Edición Loja; y la marca no descarta lanzar más ediciones de otros polos cafetaleros del país en lo posterior.

Alejandra Montoya, directora de Nescafé  Ecuador, muestra el nuevo Nescafé Tradición Orígenes versión Galápagos que se lanzó en julio pasado. En octubre lanzarán la versión Loja. Fd Ronald Cedeño  Foto: El Universo

“Está en nuestra agenda, tenemos un ranking de ciudades, pero como digo, Galápagos no nació de un año a otro, Galápagos viene cocinándose con nosotros hace casi tres años porque tenemos que ir desde el caficultor, en capacitarlo, darles semillas, varias situaciones con las que nosotros podemos garantizar que el grano fue bien tratado, que no hay trabajo infantil, que cumple las normas fitosanitarias”, indicó la directiva.

Sobre la comercialización de Nescafé en Ecuador, Montoya reveló que se venden alrededor de 30 millones de unidades al año, aunque no existen plantas locales de la marca. Los productos que se venden en Ecuador llegan desde las fábricas ubicadas en Colombia y México, donde de todas maneras sí llegan granos producidos en el Ecuador, así como de otros países productores.

“Por ejemplo, Nescafé Gold es un grano que viene de Reino Unido... en verdad tratamos de seleccionar los mejores granos del mundo”, resaltó Montoya, quien además comentó que una barrera es que toda la producción de café en Ecuador se destina a la exportación y cree que es el momento para desarrollar más la industria como en su momento lo hizo el camarón, el cacao y el banano. (I)