El Consejo Nacional de Trabajo y Salarios no logró un acuerdo en esta tercera reunión para definir el salario básico unificado que regirá en 2022. Sin embargo, el ministro del Trabajo, Patricio Donoso, está empeñado en que se llegue a un consenso entre las partes. Por ello anunció que acaba de suscribir esta misma mañana el Acuerdo Ministerial 268 del 30 de noviembre de 2021, por el cual, por esta única vez, se realizará una nueva reunión para la fijación de dicho valor hasta el 22 de diciembre.

La reforma se la hace al Acuerdo Ministerial 023 del 14 de febrero de 2021, que establecía las normas para la fijación del salario de comisiones sectoriales. A este acuerdo se le suma una transitoria que define la nueva fecha de la última reunión.

De acuerdo con el ministro Donoso, sí podría ser posible que las distantes propuestas actuales de los trabajadores y empleadores se acerquen en los próximos días. Actualmente, los empleadores han planteado que el incremento del salario debería calcularse con base en el incremento de la inflación calculada para 2022, mientras que los trabajadores han dicho que, basados en la oferta de campaña del presidente Guillermo Lasso (subir a $ 500 en cuatro años), se deberían incrementar $ 25 en el año, en dos partes: $ 12,5 en enero y los otros $ 12,5 al empezar el segundo semestre del 2022.

El ministro Donoso también explicó que la sesión realizada esta mañana en el piso 12 del Ministerio, a partir de las 09:00, se desarrolló en un ambiente democrático en el cual los dos sectores pudieron disertar sobre sus argumentos en torno al salario.

En este sentido, Donoso explicó que “este ministerio intenta destacarse como un forjador de ambiente amigable entre trabajadores y empleadores” y para ello va a promover más reuniones tanto a nivel conjunto del Consejo como con cada una de las partes.

En la primera reunión del Consejo de Salarios solamente se conocieron los diversos datos macroeconómicos que podrían incidir en el cálculo del salario: inflación, elasticidad del empleo, productividad, entre otros. La segunda sesión terminó sin acuerdo y en esta tercera se esperaba ya una decisión definitiva. En la nueva reunión que se realizaría el 22 de diciembre se podría llegar a un acuerdo. Sin embargo, si no fuera así, el Ministerio tendrá la potestad de definir el salario con base en la inflación.