NOTICIAS

Publicidad

Eliminación del subsidio al diésel a camaroneras sí afecta a pequeños y medianos productores, asegura gremio

Los productores calificaron de una ‘locura’ la medida adoptada por el Gobierno y aseguran que los ‘fulmina’.

Hasta un 82 % de la superficie camaronera nacional se verá afectada con la decisión del Gobierno de Guillermo Lasso, de eliminar el subsidio al diésel, para los productores que tengan más de 30 hectáreas. Así lo afirma la Cámara Nacional de Acuacultura. Los pequeños y medianos camaroneros también son impactados, aseguran dirigentes gremiales. Foto: API

Publicidad

‘Sorpresa, locura, un balde de agua fría’, de esta forma calificaron los pequeños y medianos camaroneros del país la eliminación del subsidio del diésel que el Gobierno aplicó desde este viernes 2 de diciembre para productores camaroneros que tengan más de 30 hectáreas productivas.

Esta eliminación se da a través del Decreto Ejecutivo 614, que fue firmado por el presidente Guillermo Lasso, quien aseguró que “cada centavo de ese subsidio eliminado al sector de la grandes camaroneras, ahora irá directo a la ayuda social; directo a medicinas, libros, kits de alimentos. El Ecuador será más equitativo”. Según los cálculos del régimen, la eliminación de este beneficio representará un ahorro de $ 160 millones al año.

Camaroneras de más de 30 hectáreas se quedan sin subsidio al diésel

Sin embargo, contrario a la interpretación del Gobierno de que los pequeños camaroneros no serían afectados por encontrarse por debajo del hectareaje señalado en el Decreto (de 30 hectáreas para abajo) en los que el subsidio se mantiene, Danilo Rengifo, de la Asociación de Productores Acuacultores del Sur (Asoproadsur), aclaró que la medida sí afecta a los pequeños y medianos productores.

Publicidad

“Se dice entre comillas que no afecta a los pequeños, pero es falso, afecta a todo, el pequeño y mediano camaronero de este sector productivo”, aseguró el dirigente, quien criticó que la medida haya sido tomada sin consultar a los gremios a nivel nacional.

“Es una medida antitécnica, no ha existido una mesa de diálogo con el sector, peor con los gremios del país, ningún acercamiento con nosotros para poder calificar la tasas de combustible, el hectareaje entre pequeños y medianos”, expresó sorprendido Rengifo, quien el lunes pasado participó de una reunión con las autoridades del Viceministerio de Acuacultura y Pesca, en Guayaquil, para tratar la problemática del bajo precio que el sector recibe de las empacadoras por la libra de camarón.

“Ni ellos (autoridades) sabían cómo regular la tarifa o qué hectareaje sacar pequeños o medianos, entonces al ellos plantear el tema de 30 hectáreas hacia abajo es una locura lo que están planteando. Se iba a tener otra mesa de diálogo, pero hasta el final nos cayó a nosotros como un balde de agua fría la situación de que de la noche a la mañana le quitan el subsidio, pero no manejan el rango de hasta dónde son medianos o hasta dónde son pequeños”, reiteró el dirigente, quien aseguró que la medida “nos tumbó, nos fulmina, nos apaga”.

Publicidad

La postura de pequeños y medianos camaroneros coincide con la expuesta el jueves pasado por José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), quien aseguró que no contar con este beneficio representa $ 0,16 más en los costos de producción por libra de camarón procesada y que la medida, aunque no alcance a los productores que tengan menos de 30 hectáreas, sí impacta a todos porque pertenecen a una sola cadena.

Sector camaronero calcula en $ 0,16 por libra de camarón el impacto de la eliminación del subsidio

No obstante, pese a la similitud de posturas, Rengifo aclaró que la CNA no representa a los gremios de pequeños y medianos camaroneros al que él pertenece.

Publicidad

Sobre el impacto al sector, aseguró que la medida, en cambio, no afectará a los grandes camaroneros, como se busca en teoría. “A los grandes grupos no les va a afectar tampoco porque ellos tienen electrificación, la zona de Durán, Guayas; tienen créditos con tasas menores al 4 % con préstamos internacionales. Nosotros los pequeños y medianos que somos pymes tenemos una tasa de interés del 11 % al 12%”, lamentó Rengifo, quien aseguró que este 2 de diciembre han comprado combustible con el precio sin subsidios para poder trabajar.

“Toca abastecerse con el precio que hay, sino cómo se bombea, cómo se hace”, finalizó.

En el decreto se crea la modalidad de cuantía doméstica para el sector camaronero, estableciendo cupos, canales de distribución y las demás reglas para la implementación de esta modalidad en la que estarán los consumidores finales del sector camaronero calificados como artesanales y pequeña industria que cumplan los requisitos establecidos en el Instructivo para otorgar autorizaciones para la compra y transporte de derivados de hidrocarburos en cuantías domésticas.

Sin embargo, la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables y el Ministerio de Energía y Minas tienen 90 días de plazo para que se expida la normativa correspondiente para implementar la modalidad de cuantía doméstica.

Publicidad

Hasta tanto se establece que el ente rector del sector camaronero proporcione en el plazo de cinco días el listado provisional de pequeños camaroneros de 30 hectáreas productivas a la Agencia de Regulación y Petroecuador para que los despachos a los micro y pequeños camaroneros sean atendidos con la modalidad cuantías domésticas vigente.

A bono social y seguridad iría ahorro de $ 160 millones del subsidio eliminado

En tanto, el ministro de Inclusión Económica y Social, Esteban Bernal, reveló la mañana de este viernes, en una entrevista televisiva, que los $ 160 millones que se ahorrarán por el subsidio del diésel serán destinados a programas sociales, como por ejemplo la entrega del Bono Infancia Futuro para erradicar la desnutrición crónica infantil.

Este será un bono de $ 50 que beneficia a niños y madres gestantes, para lo que en el 2023 se prevé un presupuesto de $ 350 millones que dará cobertura a un incremento total de 67.500 madres gestantes.

Sin embargo, Bernal no quiso especificar cuánto de los $ 160 millones irán a obras sociales, pues los recursos también se destinarán a equipamientos de la fuerza pública para contrarrestar la inseguridad.

El ministro indicó que estos recursos debían haber salido con la venta del Banco del Pacífico, que al final del proceso no se dio.

“No es un tema de especificidad, es decir $ 160 millones para tal cosa es una generalidad, inclusive para la seguridad, para comprar chalecos antibalas, para las armas de nuestros policías para que nos defiendan, pero lo importante es lo conceptual, dejar de generar un subsidio para el sector empresarial y generar ayuda social para la gente que más necesita”, explicó Bernal. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad