La expectativa del sector turístico de varias ciudades del país se cumplió e incluso se superó en el más reciente feriado, según diferentes voceros que hablaron con este medio, quienes esperan que lo mismo ocurra en diciembre.

En Cuenca, la cantidad de eventos públicos y privados fue un imán para los turistas, según Juan Pablo Vanegas, presidente de la Cámara de Turismo del Azuay, quien contó que los hoteles asociados estuvieron al 100 % de su ocupación hasta el lunes.

Aún no se consolida la cifra de visitantes, pero estima que fácilmente se duplicaron los 45.000 que arribaron en el asueto por el 9 de octubre.

El dirigente asegura que entre las claves para que la gente haya escogido Cuenca como destino están la realización de eventos masivos como conciertos y que los negocios privados (empujados por la necesidad económica) estuvieran abiertos todos los días, situación que no ocurría en años pasados cuando la gran mayoría de lugares cerraba sus puertas.

Publicidad

Eventos musicales se realizaron en estos días de fiesta en Cuenca, que celebró, además del feriado, 201 años de independencia.

Si bien hay satisfacción, el sector turístico pide a las autoridades del Gobierno cumplir los ofrecimientos como el otorgamiento de créditos para alcanzar así una “verdadera reactivación”.

La promoción de Cuenca como un destino cotidiano, más allá de un feriado, es otro de los pedidos dirigidos, en cambio, al gobierno local.

Manta, reactivada

A Manta la visitaron más de 100.000 personas, quienes dejaron unos cuatro millones de dólares invertidos en el sector turístico con corte hasta el martes, 2 de noviembre.

Así lo aseguró Isidro Rodríguez, director del departamento de turismo de esta ciudad, que este viernes 5 continuará de fiesta para celebrar su cantonización.

En Manta, los hoteles de cuatro y cinco estrellas tuvieron copadas sus habitaciones al 100 % entre el sábado y el lunes pasado, mientras que en hoteles de otras parroquias, especialmente Tarqui, el nivel de reservación fluctuó entre el 50% y el 80 % del total de la plaza disponible.

“El feriado superó nuestras expectativas, estamos muy optimistas y nos queda un feriado local… esperamos que los ingresos suban a los seis millones de dólares hasta el próximo domingo”, declaró Rodríguez.

Publicidad

En Manta hubo una ocupación del 100% en hoteles de cuatro y cinco estrellas. Otros sectores del puerto manabita también sintieron reactivación en el feriado.

En el cantón Puerto López, al sur de Manabí, el nivel de ocupación de las más de 2.200 plazas para descanso fue total, dejando buenos réditos al sector turístico de esta urbe, confirmó Santiago Guamaní, presidente de la Asociación de Hoteleros de Puerto López.

“Es seguro de que vamos a tener esa misma cantidad de turistas para el feriado de fin de año”, se esperanzó Guamaní.

Visitas en Tungurahua

Según el prefecto de Tungurahua, Manuel Caizabanda, en Baños hubo una ocupación del 100 % de los sitios de hospedaje (que son casi 8.000 plazas) y en Ambato fue superior al 50 % ( 4.500).

Si bien aún no cuenta con datos exactos, en los nueve cantones de esta provincia existió bastante movilidad de personas, lo que significa que hubo reactivación económica, dijo el prefecto.

La movilidad se respalda en cifras proporcionadas a este medio por Juan Darquea, administrador de terminales de Ambato, quien indicó que solo a través de los buses interprovinciales se calcula que hubo una afluencia de más de 20.000 pasajeros, que en su mayoría llegaron desde Guayaquil y Quito, y en menor número desde Riobamba, Cuenca, Loja, Huaquillas, Salinas y Santo Domingo de los Tsáchilas.

BAÑOS, Tungurahua. Los turistas llegaron en buen número a disfrutar de los atractivos que se encuentran en Baños de Agua Santa durante el feriado. FOTO: Wilson Pinto. Foto: El Universo

Alivio económico en El Oro

El feriado dejó algo de alivio económico al sector turístico de El Oro, donde se estima que unos 10 mil visitantes acudieron a los diferentes destinos que ofrece esta provincia empezando desde las playas, ríos, balnearios y las rutas gastronómicas.

“En este feriado llegaron turistas de la Sierra, extranjeros radicados en Ecuador y locales, la playa de Jambelí no registró aglomeraciones y eso favoreció para que haya tranquilidad y una excelente atención” según Julio Manzo, dueño de la hostería Las Iguanas, ubicada en esta jurisdicción del cantón Santa Rosa.

Manzo aseguró que la reactivación económica está acelerándose y es muy alentador el panorama al ver que las personas toman sus propias medidas para evitar contagios de la COVID-19. “Las hosterías estaban ocupadas en un 90%, la última noche bajó a un 30%” dijo el empresario.

Jambelí - El Oro.- Los turistas reactivaron la economía de los dueños de negocios de esta playa orense. (Foto: Freddy Macas) Foto: El Universo

Algo similar sucedió en la playa de Bajo Alto, jurisdicción del cantón El Guabo, donde se activaron varios negocios y servicios para los turistas que llegaron en estos días de asueto, todas las actividades se concentraron en la orilla del malecón. Se estima que unas 4 mil personas llegaron hasta el mediodía del miércoles.

Pequeños grupos de turistas prefirieron recorrer los bosques mágicos y reservas naturales, áreas de manglar, el páramo orense, la ruta agroturística, el patrimonio y cultura de Zaruma, y el aviturismo en Piñas.

“La demanda (de los turistas) estuvo dentro de nuestras expectativas y creo que algo de recursos logramos captar, aunque estamos con deudas de toda la pandemia”, señaló Homero Castro, dueño de la operadora turística Gold Travel.

El columpio de Yacuviña fue uno de los destinos más visitados de la parte alta de la provincia de El Oro. “En este sector tenemos los servicios de alimentación que ofrecen los comuneros, quienes obtienen sus propios ingresos, la gente a cambio experimenta una gran aventura y logra observar un atardecer en medio de la naturaleza” explicó Bismark Ruilova, alcalde del cantón Atahualpa.

No más paro, pide el sector turístico

El sector turístico no ha dejado de mirar con atención los temas de política y anhelan que luego de este buen arranque de mes, producto del feriado, no se retome el paro nacional con el que amenazan ciertos grupos sociales opositores al Gobierno. A decir del presidente de la Cámara de Turismo del Azuay, “si van a protestar, que lo hagan sin cerrar vías”.

En Portoviejo, según el hotelero Alejandro Hidalgo, “el paro antes del feriado influyó para que algunas personas se arrepintieran de venir, pues las personas tomaron sus precauciones. Aquí el nivel de hospedaje fue flojo”.

El prefecto de Tungurahua, Manuel Caizabanda, atribuyó la gran afluencia de visitantes a su provincia debido a que se depuso la movilización del sector indígena y otros grupos sociales que, sin embargo, han anunciado que retomarán las protestas contra el Gobierno después del feriado que acaba de culminar. (I)