Un código QR permite reportar el resultado positivo o negativo de las pruebas rápidas nasales de antígenos que son de autodetección de COVID-19 al Ministerio de Salud Pública (MSP).

Si bien el libre acceso para la ciudadanía se había anunciado para el lunes, 15 de agosto, en la práctica desde este jueves se empezó a encontrar el producto en las farmacias, aunque no en todas.

Más que a comprar, unos pocos usuarios que llegan a farmacias de Guayaquil buscan averiguar los costos de las pruebas de detección rápida de COVID-19

En una de las cadenas de boticas que ya las venden en Quito, ese código está ubicado en los estands de venta. Solo hay que escanearlo y directamente va a una página, donde se deben responder varias preguntas.

Publicidad

Las pruebas no están en las perchas sino que hay que solicitarlas a los dependientes.

Las pruebas poseen un registro sanitario, qué empresa las importó, el lote, la fecha de fabricación, las fechas de caducidad.

¿Cómo se hace la prueba de autodetección?

Explicación sobre cómo aplicarse una prueba rápida de detección para COVID-19.

Posted by El Universo on Friday, August 19, 2022

Con brigadas en planteles educativos se intenta ampliar cobertura de refuerzo contra el COVID-19

En un código QR se debe registrar el resultado negativo o positivo de un test rápido para COVID-19. Foto: Cortesía

¿Cómo reportar el resultado?

Al escanear el código QR con un teléfono móvil se abre una página web del Ministerio de Salud Pública que se llama prueba casera, registro de resultados para pruebas rápidas.

Luego, varias preguntas deben ser respondidas por la ciudadanía.

Publicidad

Primero hay que referirse a los datos personales generales, tipo de identificación, identificación, nombres, apellidos, fecha de nacimiento, teléfono, correo.

Luego, acerca de la ubicación en la que se hizo el test que incluye la provincia, cantón, parroquia, calle 1, calle 2, número de casa.

Inmediatamente hay preguntas específicas sobre la prueba que están relacionadas con la enfermedad. Fecha de inicio de síntomas, fecha de toma de muestras, resultado.

Cuando esté llenada la ficha, se la envía.

Publicidad

La Asociación Ecuatoriana de Distribuidores e Importadores de Productos Médicos (Asedim) se había mostrado opuesta a que se coloque ese código QR en las pruebas, pues el gremio adujo que podría haber aumento en los costos.

Su directora, Cristina Murgueitio, mencionó que lo importante era que la ciudadanía reporte los resultados a esa cartera de Estado.

En una de las cadenas de farmacias cuesta $ 7,99 la caja individual, mientras que en otra se lo vende a $ 42 la caja de cinco unidades, pero no se las encuentra aún en todos los locales.

En las primeras horas de comercialización del día jueves, en una de las compañías se vendieron 110 test de 430 que habían sido distribuidos en 278 locales, principalmente en ciudades de Quito, Guayaquil, Cuenca, Santo Domingo.

Publicidad

Hasta el mediodía de este viernes ya se habían vendido 150. (I)