NOTICIAS

Publicidad

¿Conviene a los ecuatorianos comprar en Ipiales ante un dólar fortalecido? El ‘pico y placa’, otro factor a considerar

En Ipiales se ha establecido un sistema pico y placa que ha frenado un poco la llegada de ecuatorianos.

Los compradores ecuatorianos suelen cruzar a Ipiales a realizar comprar de productos que suelen ser más económicos. Foto: El Universo

Publicidad

Tulcán – Ipiales

El dólar alcanzó su máximo histórico en Colombia y superó en estos días la barrera de los 4.500 pesos. Los entendidos en temas económicos en las ciudades fronterizas de Tulcán e Ipiales siguen con expectativa la depreciación de la moneda colombiana.

Mientras el precio del dólar inquieta en Colombia, que ha devaluado su moneda, en Ecuador el alza en el valor de la moneda americana mantiene en expectativa a los compradores ecuatorianos que suelen cruzar la frontera a comprar.

Publicidad

En las últimas semanas se vio un número importante de vehículos con placas de varias provincias que buscaban ingresar a través del puente internacional de Rumichaca a las ciudades fronterizas de Ipiales y Pasto, aunque aún el número no supera los datos de antes de la pandemia.

El jueves bajó unos cuantos puntos el dólar cotizándose en 4.480 pesos colombianos en el mercado oficial, valor que es favorable para la compra de ciertos artículos y productos que adquieren los connacionales en los mercados de las dos ciudades colombianas.

No obstante, Marcelo Argoti, exportador e importador de Tulcán, cree que los precios subirán en el vecino país, ya que una gran parte de los insumos y materias primas que adquieren las industrias colombianas la compran en dólares, incremento que será grabado en los nuevos valores de la producción colombiana.

Publicidad

De hecho, en los últimos días se comenzaron a ajustar ciertos precios en el vecino país.

Alejandro Almeyda, director de la Federación Nacional de Comerciantes de Colombia en Santander, exhortó en estos días a los empresarios de este país a proveerse de materias primas locales y no extranjeras para reducir el impacto del dólar.

Publicidad

Viajes a Colombia para aprovechar ‘dólar fuerte’ se promocionan en redes sociales en Ecuador: ¿Paridad del dólar con el euro genera más desventajas que beneficios al país?

Zaida Pabón, comerciante de granos en el extranjero, comentó que los pedidos que realizaron hace dos meses a precio de 3.900 o 4.000 pesos por 1 dólar, tendrán que pagarlos con la cotización actual (4.500 pesos).

Aquello ratifica que el aumento del dólar será trasladando finalmente a los consumidores, dejando entrever que habrá incrementos en los precios, por lo que están solicitando al futuro Gobierno analizar la situación porque temen que impactará en la canasta familiar, bajando las ventas por los altos precios.

Los expertos señalan que entre el 6 de junio y el 6 de julio el peso colombiano se devaluó en un 12,96 %, por lo que creen que es urgente que Gustavo Petro, nuevo presidente colombiano anuncie la reforma tributaria y fiscal.

En Ipiales se estima que hay 8.000 locales acreditados por la Cámara de Comercio. Un 65 % de clientes son ecuatorianos, asegura Yeimy Termal, presidenta de la Cámara de Comercio de Ipiales.

Publicidad

Antes de la pandemia y durante la bonanza del 2016 arribaban 40.000 vehículos los fines de semana a esa ciudad, aprovechando el efecto conocido como péndulo comercial.

El paro indígena, la desinformación sobre la exigencia del seguro vehicular por accidentes conocido como SOAT y el sistema pico y placa que se aplica desde hace más de un mes en Ipiales mermaron las ventas.

Frente al pico y placa, que rige de lunes a viernes, los comerciantes realizaron una marcha para exigir al Municipio de Ipiales que elimine este sistema para los vehículos ecuatorianos, pedido que ya fue elevado formalmente por la Cámara de Comercio de Ipiales al alcalde Fernando Villota.

El sistema “pico y placa” que aplica el Municipio de Ipiales para reducir la carga vehicular y descongestionar puntos de mayor embotellamiento . Foto: Ricardo Cabezas

Además, los comerciantes y autoridades han aclarado que el SOAT es obligatorio en Colombia, pero hay una excepción interna para que la clientela ecuatoriana tenga mayores facilidades cuando realiza compras en esa ciudad (Ipiales) para reactivar la economía.

Ha quedado claro que los ecuatorianos deben adquirirlo únicamente cuando van a salir de esa jurisdicción hacia el interior del país vecino, como afirman las autoridades de Tránsito Municipal, quienes recomiendan arribar y guardar preferiblemente los automotores en parqueaderos para evitar contratiempos.

Las denuncias contra agentes de tránsito de Ipiales sobre cobros irregulares en dólares a conductores y ciclistas ecuatorianos que transitan en esa ciudad sin el referido documento (SOAT) creó una línea celular particular en esa urbe para denunciar estos hechos que están ahuyentando a los compradores ecuatorianos (300376881).

Omar Benavides, comerciante y líder social ipialeño, ha rechazado el comportamiento de los responsables de la movilidad de su ciudad, pues dice que ponen en mal predicamento a la Alcaldía de Ipiales, por lo que ha iniciado una campaña de confianza para que los compradores de Ecuador vuelvan a esa población de frontera.

Estos últimos días es evidente el retorno de los ecuatorianos, quienes deben esperar hasta más de una hora para superar la frontera, enlistados en largas colas pugnando por llegar al vecino país a comprar.

El euro llega a su nivel más bajo en 20 años frente al dólar: qué consecuencias tiene la histórica paridad de las monedas

Un estudio de la Cámara de Comercio de Ipiales señala que en los últimos meses los fines de semana y feriados arriban a esa ciudad aproximadamente 15.000 vehículos de distintas provincias del Ecuador, cuyo número podría aumentar con el alto valor de la moneda estadounidense.

Además del diferencial cambiario, a los ecuatorianos les cautiva la gran variedad de marcas internacionales, calidad de los productos y los favorables precios de diferentes artículos y ropa extranjera, añaden los comerciantes.

Hay quienes viajan hasta diez horas para superar la frontera e ingresar a las dos urbes (Ipiales y Pasto). Jairo Paternina, comerciante de Ipiales, quien comercializa 400 artículos diferentes, sostiene que la presencia de la gente del Ecuador ha aumentado en los últimos días.

El sector comercial y turístico ha realizado significativas inversiones para mejorar la ambientación de sus locales y ha ampliado las marcas para satisfacer la demanda de la población ecuatoriana.

Maricela Gómez, administradora de un almacén de ropa, explica que etiquetas y modelos de reconocidas tiendas internacionales son comercializadas a precios convenientes, algo que seduce a los viajeros ecuatorianos.

Jeymi Termal, directora de la Cámara de Comercio de Ipiales, confirma que los negocios dependen de los públicos del norte, centro y parte del litoral ecuatoriano. Los estudios que realiza esta entidad determinan que entre lunes y viernes diariamente llegan entre 800 y 900 vehículos con placas ecuatorianas, la mayoría de personas van por compras, degustan alimentos o realizan negocios.

Uno de los fenómenos que se vuelve costumbre o ya es parte de la cultura de los tulcaneños y carchenses es comprar gran parte de la canasta básica familiar o almorzar, aprovechando los precios convenientes.

Mientras, los fines de semana llegan buses con viajeros que hacen turismo de compras desde Imbabura, Pichincha, Tungurahua, Chimborazo, y un significativo número de autos livianos desde Guayas y Azuay.

El aceite de cocina en presentación de tres litros es uno de los productos que tiene más salida en las últimas semanas.

Pico y placa

El sistema pico y placa que aplica el Municipio de Ipiales para reducir la carga vehicular y descongestionar puntos de mayor embotellamiento ha cumplido más de un mes, en medio de la sorpresa de conductores del interior del Ecuador que desconocen sobre la medida.

Marlon Casanova, oriundo de Ambato, manifiesta que desconocía sobre el calendario de restricción vehicular, no obstante, cuenta que efectivos de tránsito de Ipiales le recomendaron guardar el vehículo en un estacionamiento público y caminar.

Los conductores que sean sorprendidos infringiendo y conduciendo autos que no respeten el último digito de la placa, como reza en el decreto, son trasladados a las instalaciones de Tránsito, donde deben pagar una fuerte multa económica.

Quienes irrespetan reciben un comparendo con una sanción económica de 470.000 pesos ($ 122) o un descuento en los cinco días hábiles después de recibir la notificación por un valor de 235.000 pesos ($ 61), que incluye además pago de grúa y parqueadero. La medida no aplica los días sábados, domingos y feriados.

Así las cosas, en medio de un momento difícil que vive la economía colombiana, el incremento del precio del dólar también afecta al comercio y turismo carchense y ecuatoriano, ya que con un dólar inalcanzable los compradores y turistas de Nariño y otras provincias colombianas ven reducidas las posibilidades de visitar Ecuador.

El movimiento del dólar

Hay varias razones para esta recuperación del dólar, dicen especialistas. Entre esas mencionan la política monetaria adoptada por la Reserva Federal Estadounidense (FED), que busca hacerle frente a la inflación que se registra en EE. UU., que ha devaluado el peso, alcanzando el nivel más bajo, en los últimos 20 años, frente a la divisa norteamericana.

El temor por la salud de la economía mundial es evidente, dice Marcelo Argoti, exportador e importador de Tulcán, quien agrega que las repercusiones comienzan a sentirse ya que los países latinoamericanos son dependientes de las materias primas que se compran tanto en EE. UU. como en Europa

Andrés Giraldo, director del departamento de Economía de la Universidad Javeriana de Colombia, señala a El Tiempo de Bogotá que en su país el precio del dólar no lo fija nadie sino que es un tema de oferta y demanda, al momento habría poca oferta, de acuerdo con el experto.

Giraldo agrega que Estados Unidos está subiendo sus tasas de interés, lo que hace que haya menos dólares circulando en el mercado mundial. Sin embargo, ante una posible recesión los inversionistas buscan refugiarse en el dólar, lo que incrementa la demanda.

La recesión en EE. UU., la guerra entre Ucrania y Rusia que elevó los costos de algunos bienes e insumos que eran exportados desde esos países restringiendo las cadenas de abastecimiento y elevando la inflación, y las secuelas económicas que deja el coronavirus, son entre otros los fenómenos que no detienen la caída de la moneda colombiana y otras.

Los expertos en Nariño (provincia fronteriza con Ecuador) aseguran que otra de las razones del incremento del dólar frente al peso colombiano, en términos locales, es la elección del presidente Gustavo Petro.

“Hay incertidumbre en el mercado frente a las decisiones del nuevo mandatario en términos fiscales, tributarios y pensionales”, dijo Andrés Goyes, exasesor económico de la Cámara de Comercio de Ipiales, quien aclara que no es porque haya una mala percepción frente a la economía que aplicará el gobierno de Petro, sino que hay un cierto grado de reserva.

Más que certeza de que va a suceder algo malo, es que hay mucha incertidumbre, agregan los especialistas. El próximo 7 de agosto se posesionará el nuevo mandatario colombiano, de filiación izquierdista y primer presidente de este sector partidista, generando cierta expectativa su administración en un segmento de la población colombiana por las medidas económicas que podría aplicar.

Ante el acaparamiento de dólares en Colombia el presidente Petro advirtió en un tuit: “A quienes hoy están comprando dólares en Colombia, con el mayor respeto tengo que anunciar que cuando los ponga de nuevo a la venta valdrán menos en ese momento. ¡Ojo! No pierdan sus dineros”.

La incertidumbre crece ante el desconocimiento sobre las políticas relacionadas que aplicará el futuro gobernante sobre la extracción de hidrocarburos, minería, y que va a pasar con la deuda pública que es de más de 100.000 millones de dólares, según datos de marzo de 2022 del Banco de la República.

“Eso puede estar pasándonos factura porque si tienes una deuda en dólares y aumentas esa deuda, tienes que pagar más intereses, pero como tú ganas en pesos tienes que hacer un mayor esfuerzo para poder pagar esos dólares”, añadió Giraldo. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad