Quevedo, LOS RÍOS

Ya suman nueve los crímenes registrados desde el pasado viernes 1 de octubre hasta este martes 5 en el cantón Quevedo, provincia de Los Ríos.

El más reciente crimen se suscitó cerca del mediodía de este martes 5, en los exteriores del parque de la Amistad, ubicado en la parroquia San Camilo.

Un joven de aproximadamente 20 años fue la víctima de sujetos que se movilizaban en una motocicleta, quienes le dispararon unas cinco veces cuando se encontraba como copiloto en un taxi. El chofer de esta unidad salió ileso, pero se resistió a dar declaraciones por temor a represalias.

Publicidad

Testigos del hecho ayudaron a la víctima y la trasladaron a una casa de salud, a los pocos minutos se informó que perdió la vida.

Cerca de las 23:45 del lunes, en el sector Nuevo Amanecer, el sonido de las balas alarmó a los habitantes de esa zona perteneciente a la parroquia Venus del Río. Algunos decidieron salir a ver qué había sucedido y se encontraron con el cuerpo ensangrentado y sin signos vitales de Miguel Ángel Cerezo Gonzales, de 40 años.

El hombre caminó cuatro cuadras desde su vivienda hasta una tienda en busca de licor, cuando fue sorprendido por sujetos, quienes le dispararon cerca de quince veces, y le quitaron la vida, según contó una de sus hermanas.

“Pido a la Policía que investigue el caso, mi hermano era una persona con vicios, pero no le hacía daño a nadie y tampoco era violento”, refirió la pariente.

Horas antes de ese lunes, a las 15:00, Carlos Miguel Arboleda fue asesinado por cuatro sujetos que se movilizaban a pie. Minutos antes del crimen, en un video que circula en redes sociales se observa cuando intentó salvar su vida, por lo que corrió varias cuadras en el centro de Quevedo, pero entre las calles Bolívar y Segunda fue alcanzado por los sicarios.

Esta balacera dejó a dos personas heridas (víctimas colaterales), un menor de 13 años que se recupera y un hombre de 42 que está entre la vida y la muerte.

Publicidad

La madrugada del viernes 1 de octubre, en el sector El Desquite, de la parroquia Viva Alfaro, dos ciudadanos identificados como Norma Jesús Moreira Reales, de 63 años, y David Eduardo Arce Moreira, de 32, fueron asesinados por sicarios.

La mujer y el hombre, quienes eran madre e hijo, se encontraban en los exteriores de una cancha cuando su victimario les disparó en repetidas ocasiones. En medio del tiroteo dos personas, entre ellas una menor de 8 años y otro hombre de 42, resultaron heridas, quienes se recuperan.

La madrugada del domingo, a la 01:30, cuatro personas fueron acribilladas (dos hombres y dos mujeres) por sujetos que se movilizaban en carros y motocicletas. El crimen ocurrió cuando las cuatro víctimas, que eran pareja de esposos, se encontraban en el interior de un vehículo estacionado en la zona rosa de la parroquia San Camilo.

Ana Guerrero junto con su pareja, Miguel Braulio, eran destacados bailarines y deportistas que prestaban sus servicios en el Departamento de Cultura del Municipio del cantón Valencia. Freddy Quiñones era un reconocido cantante de rap de Los Ríos, esposo y padre de una menor de 3 años, producto de la relación que mantenía con Rosaly Rodríguez Rendón.

Las víctimas fueron sepultadas entre el lunes y este martes, en medio de la incertidumbre y zozobra de los ciudadanos, quienes se preguntan a qué se debe este tipo de muertes violentas que se han registrado en tan solo cinco días.

Estas muertes se han registrado a pesar de los operativos que realizan militares del Comando Quevedo y de otras provincias, que empezaron este martes 5.

De acuerdo con estadísticas de la Policía, hasta el martes 5 de octubre son 49 los crímenes registrados en el Distrito Quevedo-Mocache y en la provincia, 123. (I)