Familiares de Juan Pablo Condemaita Guayan, de 30 años, oriundo de la parroquia Quisapincha, de Ambato, se mantienen preocupados al desconocer noticias sobre su paradero desde hace más de tres meses cuando pretendía cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

El ciudadano, que se dedicaba a la sastrería en la capital tungurahuense, sufrió los estragos de la crisis económica agravada por la pandemia del COVID-19 y decidió buscar mejores oportunidades en Nueva York, Estados Unidos, informó la organización 1800migrante.com que divulgó el caso.

El ambateño intentó ingresar a través del desierto El Paso, de Texas, Estados Unidos, el 7 de junio pasado, pero en esa ocasión fue detenido y deportado a territorio mexicano. Al siguiente día, según el relato de familiares, volvería a intentar pasar el muro limítrofe. A partir de ahí, sus allegados desconocen su paradero y ya han denunciado en la Fiscalía a los sujetos que ofrecieron llevar a Condemaita de manera ilegal hacia el país norteamericano.

“Se fue buscando mejores días para él y los abuelitos que ya están mayores, aquí en Quisapincha no hay trabajo y él pensaba que en Nueva York, donde viven unos familiares, le iba a ir mejor”, dijo Mischel Muncha, sobrina de Juan Pablo.

Según datos de la misma organización, un total de 19 migrantes han desaparecido en lo que va del año 2021. De esa cifra, dos ecuatorianos han sido ubicados y además otras dos personas de 15 y 21 años han fallecido. Aún hay 15 casos de migrantes desaparecidos, de acuerdo con datos de 1800migrante.com. (I)