Pimampiro, IMBABURA

Cinco familias más que estaban en riesgo fueron evacuadas en San José de Aloburo, pequeña comunidad de Pimampiro, en Imbabura, hasta un albergue municipal.

El pasado viernes Armando Chávez, alcalde de Pimampiro, declaró en estado de emergencia a la comunidad, iniciando la autoridad gestiones que buscan ayuda de varias instituciones para enfrentar el percance.

En esta población hay incertidumbre y tristeza porque los movimientos de masas de tierra no paran y causan destrucción. Han afectado incluso a aproximadamente diez hectáreas de cultivos que se perdieron en los últimos días.

Publicidad

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) solicitó la presencia del Ministerio de Agricultura y Ganadería para que intervenga en las hectáreas productivas afectadas, invernaderos de tomate riñón, pepinillo y frutales (mandarina, durazno, aguacate) sobresaltadas.

En Pimampiro continúan movimientos de tierra que afectan viviendas, vías y cultivos; en Nabón se declaró alerta naranja

Son 17 familias las que han debido salir del sector, mientras geólogos de la Prefectura, Yachay y de la Universidad Central valoran la situación y estarían preparando un informe técnico que determinará la situación real.

El último deslizamiento registrado el pasado martes arrasó once viviendas. Las familias que las ocupaban fueron llevadas a la casa de acogida municipal, ubicada en una antigua escuela de El Tejar, o a viviendas de familiares.

El COE coordinó, además, con la Empresa Eléctrica del Norte para la rehabilitación del servicio eléctrico y sugirió el desplazamiento de maquinaria para habilitar corredores viales alternos que faciliten movilizarse a hogares que quedaron incomunicados.

Toma fuerza la tesis de que se habría activado una falla geológica a consecuencia de algunos factores como la humedad y filtración de agua; sin embargo, este viernes después de las 17:00, en reunión convocada por el COE, podría existir un pronunciamiento oficial.

12 familias, evacuadas de zona rural de Pimampiro declarada en emergencia por deslizamientos de tierra y grietas en casas, calles y solares

Jimmy Marcillo, director zonal del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencia, comentó que se están utilizando tecnología de punta y tres drones para acelerar los estudios que realizan técnicos nacionales de varias entidades en el sitio.

Mientras, en esta jurisdicción rural continúan agrietándose varias viviendas y destrozándose las calzadas, algo que genera miedo a las familias. Maquinaria de la Prefectura abre vías alternas para garantizar la movilidad y que los habitantes puedan salir e ingresar de forma segura.

La principal arteria de ingreso está fracturada en algunos tramos, evidenciándose separaciones y hendiduras que no permiten la circulación de vehículos y sorprenden a quienes arriban a esta población. (I)