El 29 de noviembre pasado el gobierno de Guillermo Lasso prohibió el ingreso de viajeros de ocho países africanos como una de las medidas de prevención ante la variante del coronavirus ómicron que ya está en varios países de Latinoamérica, entre ellos el vecino Perú.

La restricción de ingreso a territorio ecuatoriano incluye a toda persona cuyo punto de origen, escala o tránsito sea Sudáfrica, Botsuana, Egipto, Mozambique, Lesoto, Zimbabue, Esuatini y Namibia, países detallados por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional luego del anuncio del presidente.

En la estadística de flujo migratoria registrada en https://www.migracion.gob.ec/ del Ministerio de Gobierno no consta que de enero a noviembre de 2021 haya entrado a Ecuador ninguna persona originaria o nacional de Botsuana, Lesoto ni Esuatini.

De los otros cinco países de la lista, llegaron 259 originarios. De Sudáfrica arribaron 176 personas y dejaron el país 157; de los que ingresaron 137 declararon ante migración venir a hacer turismo. Por el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, de Guayaquil, entraron 49 y por el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, 89 y por puertos marítimos fueron 38.

Publicidad

Entre enero y noviembre de 2021 llegaron siete ciudadanos de Mozambique y salieron seis; originarios de Namibia arribaron tres y dejaron el país cinco; de Zimbabue tres y el mismo número salió. De esos tres países cinco de los viajeros se declararon turistas.

Uno de Mozambique y uno de Zimbabue dijeron a su llegada tener su residencia en Ecuador.

En noviembre pasado se registró el ingreso de once ciudadanos de Egipto y en los once primeros meses de 2021 fueron 70, de ellos 19 señalaron venir por turismo; 40 ser residentes; dos llegaron por negocios; uno a un evento y ocho constan en el segmento otros.

OMS confía en que vacunas sí sirven contra variante ómicron del coronavirus y espera tener más datos en las siguientes semanas

Hasta el domingo 5 de diciembre de 2021 Ecuador sumaba 175 nuevos contagios de COVID-19 y acumulaba 529.349 casos positivos desde febrero de 2020 cuando se anunció oficialmente el primer caso. Los datos de casos se registran en el informe epidemiológico del Ministerio de Salud Pública.

La cifra de muertos confirmados con COVID-19 se mantuvo como la víspera, en 23.704 decesos, a los que se suman 9.780 “fallecidos probables” a consecuencia de la enfermedad, para un total de 33.484 defunciones, anota la agencia de noticias Efe.

El portavoz de la Organización Mundial de Salud (OMS), Christian Lindmeier, sostiene que las informaciones que sugieren que ómicron es altamente transmisible son solo datos en fase preliminar y señala que las prohibiciones de viajes impuestas por algunos países son innecesarias y solo se justifican en el caso de naciones cuyos sistemas sanitarios no pudieran asumir un aumento de los contagios.

“Es preferible preparar a los países y sus sistemas sanitarios para los posibles casos que puedan llegar, porque podemos estar bastante seguros de que esta variante ómicron se va a propagar”, declaró, de acuerdo con una publicación de noticias ONU.