Serguéi Lavrov, canciller de Vladimir Putin, salió de la reunión de este jueves en Nueva York después de un discurso delirante en que acusó a Ucrania de ‘rusofobia’ y tras criticar la narrativa referida a que la ‘agresión rusa es el origen de esta tragedia’.

Lavrov se expresó así en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en la que participaron también los jefes de las diplomacias de las principales potencias internacionales, incluidos el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y su colega chino, Wang Yi.

Lavrov acusó a Occidente de estar armando a Ucrania con el único objetivo de debilitar a Rusia y aseguró que esa política convierte a Estados Unidos y Europa en “parte” de este conflicto.

Publicidad

Sin embargo, en lugar de escuchar a sus homólogos, Lavrov optó por hacer acto de presencia únicamente en el momento de pronunciar su discurso, y abandonó la sala inmediatamente después.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, se va después de hablar en la reunión del Consejo de Seguridad sobre la invasión rusa de Ucrania en las Naciones Unidas el 22 de septiembre de 2022 en Nueva York. Foto: AFP

El ministro ruso no hizo mención a los últimos anuncios de su Gobierno, como la decisión de movilizar parcialmente a 300.000 reservistas, pero criticó con dureza el apoyo que países como Estados Unidos y los miembros de la Unión Europea (UE) están dando a Ucrania.

Según dijo, esos países están armando y entrenando al Ejército ucraniano con el "objetivo obvio" de "alargar la lucha lo más posible a pesar de las víctimas y la destrucción con el fin de desgastar y debilitar a Rusia".

Publicidad

"Esa política supone una participación directa de Occidente en el conflicto y les convierte en parte del conflicto", insistió.

En tanto, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, instó a la comunidad internacional a hacer rendir cuentas al mandatario ruso, en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre los abusos en Ucrania.

Publicidad

“No podemos dejar al presidente Putin que se salga con la suya”, declaró el jefe de la diplomacia estadounidense.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, habla en una reunión del Consejo de Seguridad sobre la invasión rusa a Ucrania en las Naciones Unidas el 22 de septiembre de 2022 en Nueva York. Foto: AFP

Lavrov dedicó buena parte de su intervención a culpar una vez más a Ucrania del actual conflicto, asegurando que desde 2014 el país está en manos de “nacionalistas radicales, rusófobos y neonazis” que han aplastado los derechos de buena parte de la población y prohibido el idioma ruso.

Por esos y otros motivos, recalcó, la “operación militar especial” lanzada por Moscú era “inevitable”.

Según Lavrov, las fuerzas armadas rusas se enfrentan hoy "no solo a las formaciones neonazis del régimen de Kiev, sino a la maquinaria militar del Occidente colectivo".

Publicidad

Además, el ministro ruso acusó a Ucrania de “tácticas terroristas” como el uso de “escudos humanos” y opinó que el país se ha convertido en un “estado completamente totalitario y de tintes nazis en el que las normas de la ley humanitaria internacional son pisoteadas”. (I)