Vicente Carrillo Fuentes, exlíder del cártel de Juárez capturado en 2014, fue sentenciado a 28 años de prisión por narcotráfico, informó este martes la Fiscalía General de México.

El capo, apodado “El Viceroy”, es hermano de Amado Carrillo Fuentes, conocido como “El Señor de los Cielos” y que fue uno de los narcotraficantes más poderosos de América Latina hasta su muerte, en 1997.

“La Fiscalía General (...) obtuvo sentencia condenatoria de 28 años de prisión” en contra de Carrillo Fuentes, señala un comunicado.

El texto detalla que “El Viceroy” fue hallado culpable de delitos contra la salud (narcotráfico), operaciones con recursos de procedencia ilícita y acopio de armas de fuego.

Publicidad

De 58 años, Carrillo fue detenido en octubre de 2014 en el estado de Coahuila. Estados Unidos ofrecía una recompensa de 2,2 millones de dólares por su captura.

Tras la muerte de “El Señor de los Cielos”, asumió el control de la organización que opera en Ciudad Juárez (norte), fronteriza con la estadounidense El Paso.

Este grupo criminal ha perdido fuerza por la captura de sus líderes y las pugnas con otras bandas, como el cártel de Sinaloa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos.

Capo discreto

Mientras estuvo inmerso en el tráfico de drogas, Vicente Carrillo Fuentes era descrito por las autoridades como un capo de “perfil muy bajo y discreto”. En su condena cuentan los años que ha estado preso desde su detención.

Según la Fiscalía, la defensa de Carrillo Fuentes consiguió que en 2016 se repusiera el juicio en su contra, pero en 2017 se confirmaron los cargos por los que finalmente fue condenado.

“Luego de otros procedimientos a los que el hoy sentenciado tenía derecho, y tras los datos aportados por el Ministerio Público Federal (Fiscalía), el juez de la causa dictó sentencia”, apuntó el comunicado.

Publicidad

Bajo el liderazgo de Vicente Carrillo Fuentes, el cártel de Juárez se enfrascó en una sangrienta guerra con el de Sinaloa.

Estas pugnas en Juárez y otros puntos del país llevaron al gobierno federal a desplegar en diciembre de 2006 un polémico operativo militar antidrogas.

Desde entonces, más de 300.000 personas han sido asesinadas en México, según cifras oficiales que relacionan la mayoría de estos hechos con ajustes de cuentas del crimen organizado.

El cartel de Juárez es de los grupos criminales más antiguos del país, pero su influencia ha mermado y ahora los más poderosos son el de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación. (I)