La nueva gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, juró este martes su cargo y se convirtió en la primera mujer al mando de esta región de Estados Unidos, en sustitución de Andrew Cuomo, que dimitió hace dos semanas.

"Me siento honrada de haber jurado el cargo oficialmente para ser la gobernadora número 57 de Nueva York", escribió en su cuenta de Twitter Hochul, que hasta ayer ocupaba el puesto de vicegobernadora.

Tras este acto, que tuvo lugar a la medianoche neoyorquina se espera que la nueva máxima responsable del estado participe en una ceremonia en la que pronunciará su primer discurso.

Hochul dirigirá el estado de Nueva York hasta las elecciones de 2022, aunque ya ha mostrado su intención de presentarse a los comicios para ganarse su cargo en la urnas y completar su mandato.

"Soy la persona más preparada para asumir esta responsabilidad y voy a pedir a los votantes que confíen en mí otra vez", aseguró a mediados de mes en una entrevista con la cadena NBC.

Andrew Cuomo se vio forzado a renunciar a su cargo tras diez años como gobernador, acorralado por una decena de acusaciones de acoso sexual a las que una investigación de la Fiscalía General de Nueva York dio credibilidad.

El ya exgobernador se despidió ayer de los neoyorquinos con un discurso en el que culpó a la fiscal general de Nueva York, Letitia James, a los políticos y a la prensa de su caída.

"Cuando el Gobierno politiza las acusaciones y los titulares condenan sin hechos, se socava el sistema judicial, y eso no sirve a las mujeres, ni a los hombres, ni a la sociedad", dijo ayer Cuomo.

En su intervención también tuvo unas palabras para su sucesora, a quien deseó todo el éxito en esta etapa. (I)