Sudáfrica rechazó la vacuna rusa anticovid Sputnik V por miedo de que pueda aumentar el riesgo de infección por VIH entre los hombres, anunció este lunes la agencia del medicamento local (Sahpra).

“El uso de la vacuna Sputnik V en Sudáfrica, donde la prevalencia e incidencia del VIH son altas, puede aumentar el riesgo de que los hombres vacunados contraigan el VIH”, declaró Sahpra en un comunicado.

Sudáfrica es el país del continente más afectado por la pandemia, con más de 2,9 millones de casos y 88.600 muertes, y también posee el mayor número de portadores del VIH del mundo.

El país tuvo problemas para encontrar dosis de vacuna suficientes para su población de 59 millones habitantes, de los que poco más de una cuarta parte han sido inmunizados hasta la fecha.

Sudáfrica administra la vacuna de los laboratorios Johnson & Johnson, así como la de ARN mensajero de Pfizer/BioNTech. También aprobó la de la empresa china Sinovac.

La fórmula rusa no ha recibido oficialmente luz verde de la OMS, aunque se administra en al menos 45 países. (I)