La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) denunció la circulación en el país de 35.000 licencias de conducir obtenidas de manera irregular, las cuales serán anuladas.

Este 8 de septiembre, Adrián Castro Piedra, director ejecutivo de la ANT, informó que, de las 35.000 licencias, 21.000 son no profesionales y 14.000 son profesionales “obtenidas de manera fraudulenta”.

La autoridad fue convocada a la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional para exponer respecto de la asignación de frecuencias de transporte terrestre entre el 2019 y el 2021.

A su salida, anunció que la Fiscalía General en conjunto con la Policía Nacional están realizando las investigaciones, frente a la denuncia planteada por la ANT, que tuvo como efecto un primer allanamiento en el cantón La Troncal.

Según Castro, se descubrió este hecho al pedir a los directores provinciales una comparación de la información digital con la física y se detectó esta entrega irregular de licencias.

En esencia, estas 35.000 licencias se entregaron sin que los usuarios hubiesen cumplido con el curso de conducción, requisito previo para acceder a este documento.

La ANT calcula que hay una afectación a los ciudadanos por $ 23 millones, al haber accedido a las ofertas en redes sociales; y al Estado por $ 2,5 millones.

Según las investigaciones, el “mayor número de licencias fraudulentas” circula en Guayas, con 6.613; Azuay, 5.320; Esmeraldas, 2.463; Santo Domingo de los Tsáchilas, 2.108; Pichincha, 1.498; y Loja, 1.131.

El ministro de Transporte, Marcelo Cabrera, dijo que “lucharán de manera frontal contra estos hechos de corrupción”. (I)