A pesar de que cumplieron su vida útil, la Asamblea Nacional aclaró que no se han comprado vehículos desde hace años.

Así lo indicó a través de un comunicado en sus redes sociales, en el que señalan que los cuestionamientos buscan “desacreditar al Parlamento”.

El pasado jueves, el asambleísta de Pachakutik por Azuay, Bruno Segovia, dijo que la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, habría adquirido vehículos de alta gama para la institución legislativa y que tendrían un costo que superaría los $ 60.000 cada uno.

“Confírmeme, colega Guadalupe Llori, qué hay de cierto de una eventual adquisición de 4 vehículos de alta gama para la Asamblea. ¿En plena crisis nos podemos dar ese lujo?”, publicó Segovia en un tuit.

Y anunció que están investigando otras cosas que oportunamente se darán a conocer al país.

En el comunicado, la Asamblea dice que los vehículos que poseen fueron fabricados entre el 2008 y 2015. Y que estos ya cumplieron su vida útil.

Guadalupe Llori abrió proceso de compra de vehículos de alta gama para la Asamblea Nacional

“Sin embargo, a pesar de la evidente necesidad de renovar una parte del parque automotor institucional, la primera autoridad del Legislativo no ha tomado una decisión respecto a la adquisición de nuevos vehículos”, indica la Asamblea.

En tanto, el asambleísta Fernando Villavicencio señaló que comparte la “preocupación” de Segovia y anunció que desde la Comisión de Fiscalización que él preside se investigará este tema.

“Esta mañana he confirmado que se ha abierto un proceso de compra de vehículos, me parece importante que podamos alertar e investigar las justificaciones para esta adquisición en condiciones de una fragilidad económica que enfrenta la Asamblea sino el país”, dijo. (I)