NOTICIAS

Publicidad

Asambleísta Gabriel Bedón dice que hay ‘malas energías’ en la oficina que ocupó Peter Calo, sentenciado por violación

La oficina la ocupó el exlegislador del movimiento Pachakutik; ahora será el despacho de Bedón.

Gabriel Bedón Álvarez, asambleísta por Pichincha del movimiento Construye. Foto: Cortesía

Publicidad

El asambleísta del movimiento Construye, Gabriel Bedón, ya recibió ofertas para limpiar su oficina 203 del edificio Alameda donde será su despacho.

La oficina la ocupó el exlegislador Peter Calo, sentenciado por violación.

Bedón dijo este martes 21 de noviembre que hay malas energías en el despacho y no quiere imaginarse que pasaba ahí.

Publicidad

“Yo soy creyente, creo en Dios y también creo en las energías. Nuestras oficinas tienen una mala energía que se puede sentir, pero aparte de encomendar al todo poderoso también encomiendo para que toda la gente que tenga buenas energías y buenas vibras nos apoye”, comentó a EL UNIVERSO.

El legislador por Pichincha indicó que la oficina está localizada en el piso 2 del edificio Alameda, en la ciudad de Quito.

Añadió que las puertas del despacho están abiertas a todos los ciudadanos y personas que puedan sanearla con buenas vibras.

Publicidad

“Mucha gente ha venido con algunos ofrecimientos para poder poner muy buenas energías para que salgo todo en adelante”, aseguró Bedón.

Calo fue legislador por el movimiento Pachakutik en el periodo legislativo que quedó trunco por la muerte cruzada decretada por el mandatario Guillermo Lasso.

Publicidad

Él fue encontrado como autor directo del delito de violación en contra de una joven de 19 años de edad.

De forma unánime, los jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) Felipe Córdova (ponente), Rita Bravo y Luis Rivera decidieron imponer la pena de 19 años de reclusión mayor al exasambleísta.

La decisión fue dada la mañana del lunes 23 de octubre, a seis meses de abierto el proceso judicial contra quien en ese momento era legislador en funciones.

La diligencia se realizó de forma reservada al tratarse de un delito de violación e incluyó una multa de 600 salarios básicos unificados ($ 270.000) y una reparación de $ 10.000 a la víctima. Peter Calo, resguardado de agentes de seguridad penitenciaria, y su abogado asistieron de forma presencial a la diligencia.

Publicidad

La sentencia condenatoria también incluyó la suspensión de los derechos de participación del autor del delito de violación y los magistrados determinaron que exista tratamiento psicológico para la víctima. Se confirmaron en todas sus partes la medidas de protección a favor de la joven que resultó afectada. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad